Política

Ambientalista y sociedad civil llaman a candidatos de Tula a establecer una agenda ambiental para el próximo gobierno

TULA DE ALLENDE, 13 OCT/News Hidalgo/.- A un día de que terminen las campañas electorales en Hidalgo, ambientalistas, activistas y miembros de la sociedad civil de la entidad, dieron a conocer a los candidatos a la alcaldía de Tula de Allende, una serie de peticiones y propuestas puntuales para atender las principales problemáticas del municipio.

En el foro titulado Cuidado de la salud y medio ambiente en Tula, Hidalgo: Prioridades para una plataforma de gobierno, organizado por la Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), el Comité de Participación Ciudadana en Defensa del Rio Tula y Fridays For Future Hidalgo, los ambientalistas hicieron un llamado a los abanderados para que, desde la Presidencia Municipal, se abra un diálogo con las instancias estatales y federales para que en conjunto se definan acciones enfocadas a resolver la contaminación del aire, del agua y del suelo; pues se ha convertido en un grave problema de salud pública para la región.

Este foro nace como una respuesta de ambientalistas y grupos de la sociedad civil preocupados por la falta de propuestas serias y concretas de los candidatos a las alcaldías de Tula de Allende para atender la contaminación en este municipio, que es una de las regiones más contaminadas de México y del mundo.

De acuerdo con el Inventario Nacional de Emisiones 2016 (INE-2016), la cuenca Tula es de las zonas más contaminadas en el estado de Hidalgo. En esta región se emite 98% del dióxido de azufre (SO2) del inventario de Hidalgo y 95% de la Megalópolis de México. La Central Termoeléctrica “Francisco Pérez Ríos” (CT Tula) es la responsable de la muerte prematura de más de 1,700 tulenses anualmente, pues al quemar combustóleo con altos niveles de azufre, en flagrante violación a la NOM-016-CRE-2016, es la principal fuente fija de contaminación en la zona.

“Es necesario que como sociedad civil sensibilicemos a nuestros líderes políticos para encontrar soluciones en conjunto. El municipio de Tula de Allende es una de las zonas más tóxicas, ambientalmente degradadas y contaminadas no sólo del estado de Hidalgo, sino de todo el país, con graves problemas de contaminación del aire, del agua y del suelo”, dijo Marco Antonio Moreno, presidente de la Sehi.

El foro que también contó con la participación de Gerardo Castillo, miembro fundador del Comité de Participación Ciudadana en Defensa del Rio Tula; Dilery Monroy, líder de Fridays For Future Hidalgo, y Ana de Monserrat, activista local, quienes profundizaron sobre la necesidad de que el tema ecológico constituya un eje fundamental del programa municipal de desarrollo, para que se tomen las medidas pertinentes que den rumbo al desarrollo industrial, económico y sustentable de la región.

Por parte de los partidos políticos, acudieron María de los Ángeles Rojo Miranda, candidata de Más por Hidalgo; Sixto Flores López, candidato del Partido Podemos; Alexis Martínez Barrera, en representación de Alejandro Álvarez, candidato del PRI; Rene Romero, en representación de Ricardo Raúl Baptista, candidato de Morena; así como el representante del candidato Octavio Magaña, del PVEM.

Los ambientalistas indicaron que el pasado fin de semana, a través de un pliego petitorio, exhortaron oficialmente a los candidatos para comprometerse a atender los aspectos prioritarios para la alcaldía en materia ambiental:

1. Dar seguimiento puntual a la propuesta de Declaratoria de Restauración Ecológica, ya que de ésta depende que se puedan asignar fondos por parte de autoridades federales para poner en marcha acciones que mitiguen la contaminación en la Región Tula.

2. Incluir en el Plan de Desarrollo Municipal 2020-2024 acciones concretas y tendientes a la reducción de la contaminación atmosférica causada por la Central Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos en Tula de Allende, e instalar un grupo de trabajo interdisciplinario, cuya función sea proponer soluciones y dar seguimiento al problema de salud pública y ambiental que representa la Central Termoeléctrica.

3. Someter a procesos de rehabilitación, tratamiento y saneamiento al río Tula, así como a los otros ríos y presas de la región, con el fin de salvaguardar los mantos acuíferos de la zona.

En cuanto a la contaminación del suelo, los ambientalistas expresaron que se debe poner énfasis en la atención de las áreas naturales protegidas (7.8% de la superficie forestal) y dar seguimiento a iniciativas que buscan formar un corredor verde a partir de éstas.

Además, es clave dar seguimiento al proyecto de Legado Ambiental, que se traduciría en la creación de 500 hectáreas de bosque nuevo para la región e impulsar la instalación de sistemas para el monitoreo ecológico de la zona. Incluso, comentaron que es indispensable controlar de manera racional los permisos de tala.

Sobre la contaminación del agua, los participantes del foro mencionaron que con el diagnóstico expuesto de la “Agenda Ambiental del Estado de Hidalgo”, se identifica la necesidad de la restauración ambiental de toda la zona de Tula.

En ese sentido, hicieron hincapié en que el Río Tula, pese a la contaminación que lo caracteriza, se mantiene como la principal fuente para la recarga del Acuífero Valle del Mezquital, según estudio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por tanto, urgieron a respetar la Norma Oficial Mexicana NOM-001 de Semarnat, la cual establece los límites máximos permisibles de contaminantes e instalación de plantas tratadoras con el objetivo de evitar una mayor polución de este acuífero.

Los representantes de estas organizaciones de la sociedad civil concluyeron que estas elecciones son clave para generar una plataforma que ponga sobre la mesa compromisos puntuales para minimizar los daños ocasionados en el medio ambiente y en la salud pública con un enfoque local y así evitar que las víctimas ambientales continúen incrementando.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba