Municipios

Autoridades de Conafor y municipales realizaron recorrido en ejido Tulancingo

TULANCINGO DE BRAVO, 17 FEB/News Hidalgo/.- Con la presencia del Ingeniero Julio Cesar Cervantes Fernández gerente de la Comisión Nacional Forestal en Hidalgo CONAFOR, fue realizado un recorrido de supervisión en el Ejido Tulancingo, una de las zonas con patrimonio forestal afectado por la plaga de gusano descortezador.

El recorrido fue gestionado por la Secretaria del Campo de Tulancingo en virtud de que ese ejido y Santa María Asunción comparten la problemática en terreno forestal con efectos irreversibles, de ahí que será necesario remover las especies afectadas como metodología para control de plagas.

Durante dicho recorrido, los especialistas explicaron que en situaciones de plaga debe actuarse rápidamente para evitar la expansión del descortezador y establecer planes de reforestación, con un margen de dos años para concretarlo.

Se indicó que en México se tienen registradas más de 200 especies de insectos y patógenos que provocan daños a los ecosistemas forestales. Esas afectaciones llegan a ser importantes en términos ambientales por la pérdida de cobertura arbórea y el consecuente impacto a los distintos hábitats.

El estiaje e incendios forestales como los registrados en años anteriores, son factores que han propiciado la presencia de la plaga en el municipio.

En el ejido Tulancingo (fracción El Abra) se tiene estimado que son unas 20 hectáreas dañadas y ante ello, autoridades de la CONAFOR establecieron que pueden acceder al programa de tratamientos fitosanitarios, con el cual pueden acceder a recursos para aplicar químicos a cortezas y aquella madera que sea retirada.

En lo que confiere a la reforestación tendría que realizarse en temporada de lluvias.

Durante el recorrido, se confirmó la autorización para remoción de árboles plagados y es importante que la ciudadanía esté informada ya que no se trata de acciones de tala clandestina, sino métodos de contención para que el gusano no se extienda a otros espacios arbolados, incluso los de municipios colindantes.

Se descartó que los daños ya presentes puedan regenerarse de manera natural y depende de la especie arbórea, ya que dicho gusano puede engendrar hasta 100 crías

El descortezador puede volar y eso duplica el problema ya que se propaga rápidamente a otros ejemplares.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba