Municipios

Se cumple un mes de las inundaciones en Tula

TULA DE ALLENDE, 06 OCT/NEWS HIDALGO/.- Un mes transcurrió ya desde que el desbordamiento del río Tula, que provocara una de las más grandes tragedias en la historia de Tula de Allende, cientos de personas quedaron atrapadas esa noche y madrugada en las azoteas de sus casas.
El ayuntamiento local dispuso de albergues en diversos puntos y la solidaridad de la sociedad civil llegó desde un principio, lo mismo que el apoyo municipal y de los gobiernos estatal, federal y de diversos municipios.
A lo largo de este mes no han dejado de brindar apoyos generales como agua potable, alimentos fríos y calientes, despensas, servicios públicos, de limpieza, sanitización, para sacar escombros, ropa, servicio médico, cobijas, maquinaria y albergue.
En apoyo a maquinaria se realizó el pago de diésel, suministrando a Sedena, secretarías de estado,  sindicatos,  municipios y empresas privadas.
A su vez,  miles de personas, civiles, trabajadores municipales, estatales, del Ejército, la Marina, Guardia Nacional, policía municipal, Protección Civil y, en general, de los servicios de emergencia han trabajado incesantemente en favor de las familias afectadas.
Hasta el 30 de septiembre pasado el Servicio Municipal de Limpia retirado de las calles y  recolectado 6 mil 704 toneladas de basura.
Además, 75 unidades de maquinaria vactor, camiones de bombeo, todoterreno, camionetas, equipo de bombeo de emergencia, de pasajeros, retroexcavadoras, camión de 7m3, de rescate, atención de emergencia, ambulancias y minicargador frontal trabajaron intensamente del 8 al 24 de septiembre para mitigar los daños luego de las inundaciones.
Y mientras se realizaban los trabajos de limpieza y sanitización, personal de la Presidencia Municipal levantaba un detallado censo de damnificados en las colonias y comunidades afectadas.
Para atender la situación originada por las inundaciones, en la Sexta Sesión Extraordinaria de Cabildo se aprobó un presupuesto adicional de dos millones doscientos mil pesos para hacer frente a los retos planteados.
Fue el 25 de septiembre pasado cuando se concluyeron los trabajos de rehabilitación temporal de la línea de conducción para restablecer el servicio de agua que se dañó. Esta tarea resultaba fundamental para cientos de familias que luego de las inundaciones vieron interrumpido el suministro del vital líquido.
Precisamente en apoyo de los afectados el alcalde Manuel Hernández Badillo dio a conocer la condonación de pagos municipales a los damnificados. Permisos de construcción, predial y agua potable entre otros, fueron  los servicios autorizados por la Asamblea.
Otro acuerdo para incentivar a quienes resultaron afectados por las inundaciones fue condonar el pago del impuesto predial, las licencias de construcción y el agua potable durante el presente ejercicio fiscal.
En el transcurso de este mes, el presidente municipal ha venido entregando diversos apoyos y sosteniendo reuniones con vecinos de las colonias más afectadas. En esos encuentros, Hernández Badillo ha apelado a que exista comprensión de las atribuciones que tiene el Ayuntamiento, «el cual busca coadyuvar con las instancias del gobierno estatal y federal para responder a las urgencias planteadas”.
Es así como Hernández Badillo ha venido tocando puertas para que fluya el auxilio a los damnificados y para que la administración municipal pueda rehabilitar los destrozos que la inundación dejó a su paso.
Como parte de esa tarea ha acudido al Senado de la República, al recinto legislativo de San Lázaro y al Congreso del Estado de Hidalgo. En esos y en otras oficinas gubernamentales ha solicitado atención para Tula de Allende.
El presidente Andrés Manuel López Obrador ha comprometido su visita a Tula de Allende para mediados de octubre a fin de evaluar la situación originada por las inundaciones y diseñar un programa federal de respuesta.
Hernández Badillo también ha convocado a la unidad de las y los tulenses y al trabajo coordinado como una manera de responder de manera más coordinada y eficaz a las miles de personas que hoy exigen respuesta a sus necesidades.
El sábado pasado se tuvo lugar un encuentro entre Cruz Azul y América leyendas, al que los aficionados pudieron acudir donando enseres domésticos. Para este sábado, a las 16 horas, está programado otro en el que se enfrentarán los equipos de tercera división profesional Atlético Toltecas y el representativo de Tulancingo. Una vez más el ingreso es gratuito con el solo apoyo a los damnificados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba