Ciencia y Tecnología

Hidalgo segundo lugar en la Feria Nacional de Ciencias e Ingenierías

SAN AGUSTÍN TLAXIACA, 23 NOV/NEWS HIDALGO/.- Con el propósito de fomentar las vocaciones científicas y tecnológicas en jóvenes de entre 14 y 19 años, que desarrollen proyectos con impacto social, humanista, científico y tecnológico, se llevó a cabo ATHENA-Feria Nacional y Latinoamericana de Humanidades, Ciencias e Ingenierías, del 16 al 23 de noviembre en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Dicho evento reunió a nueve entidades federativas que fueron: Chihuahua, Coahuila, Hidalgo, Jalisco, San Luis Potosí, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas y Zacatecas, con 33 proyectos ganadores de la etapa estatal del certamen, y a su vez participaron países en la fase latinoamericana, ellos fueron Colombia, Paraguay y México.

El Dir. Gral. del Consejo de Ciencia, Tecnología e Innovación de Hidalgo (CITNOVA), José Alonso Huerta Cruz dijo que, un año más donde se logra un resultado importante que deja de manifiesto el talento hidalguense de jóvenes, que con los programas adecuados del impulso a la ciencia y la tecnología que lleva a cabo el Gobierno de Omar Fayad y con el trabajo incansable de los profesores y asesores, se exponen proyectos competitivos a nivel estatal, nacional e internacional, cosechando grandes resultados.

La organización fue coordinada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) a través de los Consejos y Organismos de Ciencia, Tecnología e Innovación de los Estados de la República Mexicana.

Participaron 42 estudiantes a través de equipos de uno o dos integrantes, cuyos proyectos proponen soluciones a problemáticas locales, regionales y globales, en las siguientes categorías: ciencias de la tierra y ambientales; ciencia básica; energías; medicina y ciencias de la salud; humanidades y ciencias sociales, e ingenierías.

El desempeño de los proyectos fue evaluado por un Comité de Revisión Científica, integrado por miembros del Sistema Nacional de Investigadores, quienes dictaminaron el impacto, la importancia y pertinencia de cada una de las propuestas.

Hidalgo fue representado por tres equipos en la etapa Nacional, dos de ellos del CBTIS 5, ubicado en Zacualtipán de Ángeles con los proyectos titulados “Pelquipila” y “Frijobarra”; así como: Verde, del COBAEH Plantel Actopan. Compitiendo en las categorías de energías, medicina y salud así como ciencias de la tierra y ambientales respectivamente.

El proyecto ganador del segundo lugar en la categoría de ciencias de la tierra y ambientales fue Verde, que consiste en un bioplástico a partir de almidón de la planta Permantiera edulis y mucílago del árbol Heliocarpus appendiculatus, provenientes de la elaboración artesanal de papel, proceso donde se logró estandarizar una metodología para la obtención de un bioplástico transparente, manejable con buena  dureza y elongación, que puede ser utilizado en envolturas de productos alimenticios, el cual fue presentado por Othoniel Zuñiga Espinosa asesorado por Freddy Hernández Espinosa.  Obteniendo así como premio una computadora portátil y unos audífonos inalámbricos.

Además obtuvieron un reconocimiento, por ser los ganadores de la evaluación entre pares en la categoría de impacto social.

A su vez lograron una mención honorífica, el proyecto “Pelquipila” un prototipo que propone obtener energía limpia, sustentable y económicamente factible. El objetivo es obtener energía de los desechos orgánicos con el fin de alimentar un dispositivo de iluminación, durante el proceso de compostaje los desechos orgánicos producen ácidos los cuales al colocarle un cátodo y ánodo pueden crear una corriente eléctrica, por si sola esta corriente es muy débil, pero al unir varias celdas se consigue un voltaje suficiente para encender un led. Creado por Edison Cedillo Medina, asesorado por José Austria Díaz. Quién se hizo acreedor a una computadora portátil.

Representando a Hidalgo estuvo tambien “Frijobarra” elaborada de acuerdo a los criterios que establece la norma mexicana (NMX-F-006-1983) de “alimentos – galletas”. Contiene en mayor proporción frijol de la variante “cuail o cuajil” conocido principalmente en comunidades de la región rural de la Sierra y Huasteca Hidalguense, éste frijol se consume solo en platillos típicos como tamales, tecocos, xala y empanadas, sin embargo es poco aprovechado para otros fines alimenticios.

Este producto es libre de cereales y gluten, contiene vitaminas, minerales, carbohidratos, ácidos grasos y proteína; es una fuente de fibra dietética. Dicho proyecto fue creado por las estudiantes Magda Ximena Carmona Rivera y Dafne Díaz Escudero asesoradas por Marilú Ramírez Abrego.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba