Ciencia y Tecnología

Investigadores Garza estudian fósiles encontrados en distintas zonas de Hidalgo

PACHUCA DE SOTO, 08 DIC/NEWS HIDALGO/.- La Escuela Preparatoria Número Seis de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) culminó con éxito el tercer seminario “Retos y desafíos de la Educación Media Superior en México” que se realizó del 01 al 03 de diciembre y tuvo como eje temático la investigación.

La conferencia magistral de clausura “Panorámica de las investigaciones paleontológicas en el estado de Hidalgo” fue impartida por Katia González Rodríguez, profesora investigadora del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) y encargada del Museo de Paleontología de la UAEH.

Dicho museo data del año 1995 y tiene bajo su resguardo más de cuatro mil fósiles hallados en Hidalgo, Puebla, Tlaxcala y el Estado de México divididos en seis secciones: plantas, invertebrados, peces, micro vertebrados , macro vertebrados y material reciente de comparación. En la actualidad, las colecciones se encuentran bajo la responsabilidad de los paleontólogos Garza Víctor Manuel Bravo Cueva, Miguel Ángel Cabral Perdomo y Jesús Martin Castillo Cerón.

Karina González Rodríguez resaltó que los primeros registros fósiles que se descubrieron dentro de la entidad datan de hace 300 millones de años durante el Periodo Carbonífero en el municipio de Calnali, donde se hallaron restos de crinoideos pensilvánicos, seres invertebrados marinos que pueden ser encontrados en la actualidad.

Posteriormente, en el Periodo Pérmico Temprano, hace 250 millones de años, se localizaron braquiópodos y trilobites en la localidad de Otlamalacatla, municipio de Tianguistengo, mientras que en el jurásico se hallaron numerosos vestigios de amonites y bivalvos en el “Grupo Huayacocotla”, formación que abarca los municipios de Tenango de Doria, así como San Bartolo Tutotepec.

Durante el Cretácico se descubrieron una vasta cantidad de organismos que se presume vivieron en un arrecife, entre los cuales destacan rudistas, bivalvos, gasterópodos, turritelas y corales. Más tarde, en la cantera Muhi en Zimapán se han encontrado organismos fósiles de crustáceos, erizos, tiburones, rayas, reptiles pequeños, así como al menos 20 familias de peces ya extintos que pertenecen al Periodo Geológico Albiano-Cenomaniano, con lo que se convirtió en el primer registro de esta era en el país y en el mayor repositorio de fósiles marinos en la entidad.

Por otra parte, la investigadora destacó que en los municipios de Huasca, Ixmiquilpan, Actopan y Epazoyucan se hallaron micro mamíferos como musarañas, ardillas,  aves, murciélagos, conejos, tuzas y roedores que datan del Pleistoceno; en cambio se encontraron fósiles de mega fauna de hace 45 millones de años en más de 40 localidades de Hidalgo ubicadas en cinco áreas del territorio: Tula, Pachuca-Tulancingo, Actopan-Ixmiquilpan, Santa María Amajac y San Agustin Tlaxiaca.

Entre las especies que habitaban durante el Periodo Albiano-Cenomaniano se hayan mastodontes, caballos, llamas, armadillos gigantes, camellos, bisontes, mamuts, lobos prehistóricos, jabalíes, perezosos terrestres, venados y linces.

De acuerdo con las investigaciones, la megafauna hidalguense representa el 40% del registro de mamíferos terrestres de gran talla que se conocen del Pleistoceno de México y el subcontinente norteamericano. Al terminar este periodo se inició un proceso de extinción multifactorial de estas especies, las teorías apuntan al cambio climático que se dio al terminó de la última glaciación.

La investigadora Katia González Rodríguez exhortó a los asistentes a contactarse con el Museo de Paleontología de la UAEH en caso de localizar posibles restos fósiles, con la finalidad de preservar y salvaguardar dicho patrimonio cultural de la nación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba