Salud

Prevención y detección oportuna para evitar enfermedades renales

CIUDAD DE MÉXICO, 10 MAR /NEWS HIDALGO/.- Hasta el momento, el único tratamiento curativo de la insuficiencia renal crónica es el trasplante de riñón, por lo que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) promueve la prevención y detección oportuna de este padecimiento en unidades de primer nivel de atención, informó el director general, Pedro Zenteno Santaella.

En el Día Mundial del Riñón, la responsable del servicio de Nefrología del Hospital Regional de Alta Especialidad “Bicentenario de la Revolución” del Issste, Lizbeth Olguín Estrada, señaló que para prevenir la enfermedad renal es importante identificar y controlar a pacientes con alto riesgo, es decir, quienes padecen hipertensión, diabetes u obesidad.

“El riñón es un órgano de limpieza, limpia toda nuestra sangre y saca todo lo que no nos sirve; al no realizar esta función, con el tiempo el cuerpo se queda con desechos y puede traer consecuencias graves a la salud”, detalló.

La especialista explicó que la enfermedad renal no tiene signos o síntomas, se puede desarrollar a cualquier edad y progresar a insuficiencia renal. Las personas con obesidad tienen 83 por ciento más de riesgo de padecerla.

Ante estas cifras, el Issste orienta e informa a derechohabientes y familiares sobre los beneficios de la prevención; en 2020 realizó en todo el país 36 millones 456 mil 659 actividades informativas y cinco millones 885 mil 184 educativas.

En promedio, 90 por ciento de pacientes que ingresan por esta enfermedad al Hospital Regional “Bicentenario de la Revolución”, presentan diabetes mal controlada; por ello, es fundamental que quienes padecen alguna patología crónica-degenerativa, acudan a revisión médica de forma continua y adopten hábitos saludables, indicó.

En 2020, el Issste otorgó 26 mil 20 consultas de primera vez en el servicio de nefrología, y 102 mil 967 subsecuentes.

Las personas que viven con diabetes deben llevar un plan de alimentación conforme a sus necesidades, glucosa controlada, y apego al tratamiento farmacológico en las dosis y horarios indicados por el profesional de la salud para minimizar el riesgo de daño al riñón, agregó Olguín Estrada.

Recomendó a personas que viven con sobrepeso, obesidad y enfermedades crónico-degenerativas solicitar un chequeo médico cada seis meses sobre el funcionamiento de los riñones. “Es un órgano vital para nosotros, tiene muchas funciones benéficas para nuestro organismo y así como nosotros los cuidemos, ellos nos cuidarán a nosotros”, concluyó la especialista.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba