Policiaca

Sin identificar 230 cuerpos en el SEMEFO de Hidalgo

PACHUCA DE SOTO, 28 ABR /NEWS HIDALGO/.- Al igual que en otras entidades del país, Hidalgo tiene sus propios muertos, se cuentan por cientos, son hombres y mujeres que no han sido identificados y los cuales permanecen en el Servicio Médico Forense de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo.

A unos metros de la calle se ubica una caja frigorífica donde permanecen alrededor de 230 cadáveres apilados, algunos tienen varios años por lo que el olor putrefacto puede percibirse en algunas ocasiones afuera.

La falta de ambulancias en el Servicio Médico Forense para trasladar los cuerpos ha ocasionado que el servicio lo brinden las funerarias, ya que de las tres ambulancias que tienen, solamente sirven dos y están en pésimas condiciones, según han denunciado lo propios trabajadores.

Derivado de la falta de insumos y recursos humanos, trabajadores del Servicio de Periciales por segunda ocasión realizaron un paro de labores para exigir más plazas que les permita una descarga de trabajo, mejores salarios e insumos, pues denunciaron muchas veces tienen que comprar de su bolsa materiales de bioseguridad, tonner y papelería para las impresoras para realizar su trabajo.

Actualmente SEMEFO cuenta con 8 médicos en Pachuca, de 17 que tenía anteriormente, en tanto solamente existen 35 médicos para atender los 83 municipios restantes, lo que resulta insuficiente para atender la carga de trabajo.

La cámara de frio que tiene el Servicio Médico Forense es insuficiente para almacenar los cientos de cuerpos que hay, por lo que desde hace años existe una caja de tráiler en el patio en la que se apilan los cuerpos que llegan de todo el estado y que por alguna razón están en calidad de desconocidos.

Son cuerpos que llegan y se resguardan para en caso que alguna autoridad (MP) solicite la realización de pruebas de ADN se realicen, sin embargo la descomposición de los cadáveres sigue adelante porque es una caja de frío, no es un congelador, lo que la convierte en un verdadero foco de infección para los propios trabajadores, incluso para trabajadores de otras oficinas cercanas

El olor es tremendo, indicó uno de los trabajadores, pues el líquido que emanan de los cuerpos en descomposición continúa su proceso, tras insistir que solamente los ministerios públicos pueden solicitar esas pruebas para de esa manera sacar los cuerpos y tomar las muestras genéticas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba