Ciencia y Tecnología

NASA enciende la computadora de respaldo del Curiosity

CIUDAD DE MÉXICO, 08 Oct .- La sonda Curiosity lleva cerca de siete años en Marte, sobrepasando por mucho su tiempo de vida útil en el planeta. Ha estado unos 2000 días marcianos o “soles”. Sin embargo, la NASA ha decidido usar la redundancia en los sistemas de la sonda para mantener la misión funcionando, pues se encontró que la computadora principal estaba empezando a experimentar errores. Por ello, han cambiado a la computadora de respaldo.

No es la primera sonda de la NASA que tiene incluidos sistemas redundantes. La realidad es que una vez que se ha mandado a su misión a una de estas naves, no hay marcha atrás y forma de corregir errores y daños a los sistemas críticos desde la Tierra, por lo cual resulta lógico el tener duplicados al menos los componentes vitales. Esto incluye, en el caso de las computadoras del Curiosity, una de respaldo, considerando el hostil medio ambiente del planeta rojo.

El Curiosity tiene dos máquinas idénticas que corren con 5 watts y que tienen un procesador RAD750. Este es un chip parte de la familia PowerPC 750, el cual se diseñó pensando en que pudiese sobrevivir a la intensa radiación en Marte, así como en el espacio profundo. Cada procesador costó unos 200 mil dólares y la NASA equipó a su sonda con dos de estos. Cada computadora tiene 256 KB de EEPROM, 256 MB de DRAM y 2 GB de memoria Flash. Ambos procesadores corren VxWorks, un sistema operativo en tiempo real.

Cuando el Curiosity llegó a la superficie marciana en el 2012, se usó la computadora “side A”. Sin embargo, un año más tarde, en el 2013, (Sol 200), la computadora falló debido a problemas de corrupción de datos en la memoria. La sonda entones se quedó en una especie de ciclo infinito gastando las baterías. La NASA entonces ejecutó una orden para cambiar a la máquina Side B, de forma que los ingenieros pudiesen hacer un diagnóstico remoto de Side A. Los ingenieros de la NASA llegaron a la conclusión que la memoria de Side A no se podía usar y entonces decidieron trabajar con Side B.

Hace algunas semanas, Side B empezó a experimentar dificultades que impedían al Curiosity hacer sus tareas. El equipo tardó semanas evaluando el problema y preparándose para cambiar de nuevo a la máquina Side A. NASA hizo el cambio mientras investiga lo que pasa en el segundo procesador, pero en el mientras el Curiosity puede trabajar habiendo bloqueado el pedazo de memoria con problemas (los que se hallaron en el 2013).

La NASA no ha informado qué tanta memoria se dañó, pero por el momento la nave Curiosity seguirá trabajando con la versión Side A y no piensan regresar a Side B por ahora, aunque parece claro que los ingenieros quisiesen regresar a la máquina de respaldo por su mayor capacidad de memoria.

Fuente: unocero

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba