Comunicados

Pequeño genio concluye sus estudios en el IHEA y ahora cursa preparatoria en Hidalgo

PACHUCA DE SOTO, 15 Ago /News Hidalgo/.-   Con tan solo 11 años de edad, el hijo menor de la familia Olvera Escorcia, ya está cursando su educación media superior; quien recientemente culminó su educación básica con el sistema educativo que ofrece el Instituto Hidalguense de Educación para Adultos (IHEA), alcanzando un promedio de 10 que se refleja en su certificado de Primaria y Secundaria.

Enrique Olvera Escorcia, es originario del municipio de Santiago Tulantepec, actualmente asiste a la Preparatoria en Tulancingo. Platica, que su intención es abandonar el sistema escolarizado y cursar su educación Media Superior en 6 meses con el modelo no escolarizado de Prepa Abierta que ofrece el IHEA.

A los 9 años de edad, justo cuando cursaba el cuarto grado de primaria, Enrique presentó, un problema de lenguaje por lo que tuvo que ser canalizado a las instalaciones del Centro de Rehabilitación Integral Hidalgo (CRIH); fue ahí, en donde le hicieron una prueba de Coeficiente Intelectual (CI) y resulto mayor a 150 puntos.

En el IHEA encontró la oportunidad de estudiar, gracias al método con el cual opera, parte fundamental fue su asesora educativa, quien tuvo paciencia al enseñarle y quien describe a un chico disciplinado, respetuoso y muy dedicado.

Afirmó que las materias que más le apasionan son Biología y Química, Enrique, no se conforma con sólo estudiar los contenidos que le enseñan en la escuela, él investiga más sobre estas dos ciencias. Su pasatiempo es leer libros científicos, pero el que más le ha gusta es El origen de las Especies, de Charles Darwin.

Entre sus planes, está el terminar su preparatoria, y desea poder ingresar a estudiar a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), “yo quiero estudiar sobre los seres vivos y todo lo que con ellos se relaciona, quiero ser Biólogo y comprender la estructura de los seres vivos y sus procesos vitales.

Con entusiasmo, dijo, me gustan las plantas y los animales, “en mi casa cuento con 41 pollos, 6 conejos, 2 perros, 2 pericos y un hámster, que cuido y observó su desarrollo de cada uno, pues todos tienen características distintas”.

Indicó que además, de Biología, le gustaría estudiar Historia y tal vez Medicina; le interesan acontecimientos y hechos que pertenecen al pasado y que constituyen el desarrollo de la humanidad, desde sus orígenes hasta el presente.

Al respecto en compañía de sus padres, reconoció el respaldo y compresión, quienes se sienten orgullos de él, al igual que de su hermana Diana, de quien también aprende lo que le enseña. Está convencido de que quiere cumplir sus sueños, sin importan lo raro que lo miran las personas, él seguirá su camino hasta lograr sus objetivos.

Enrique, expresó que hay mucha gente que se auto limita en sus proyectos, sus ideas y sus conocimientos y cree que hay muchos niños en el mundo como él, que se rinden, “yo les digo que siguen adelante, el tener más conocimientos, no nos hace seres humanos diferentes, no les hagan caso a las personas que solo tratan de que no cumplamos nuestros objetivos, si se desea se puede lograrlo”, finalizó.

Según la revista Muy interesante en su artículo ¡Los niños más inteligentes de México!, señala que de acuerdo con la OMS una persona es considerada como sobredotada cuando su coeficiente intelectual (CI) es igual o superior a los 130 puntos.

Además se estima que tres de cada 100 niños mexicanos, son sobredotados. ¡Esto quiere decir que hay un millón de jóvenes superdotados en México!

Lamentablemente muchos de ellos no pueden desarrollar todo su potencial por falta de estimulación o porque los adultos no los entienden y creen que padecen algún problema (como Trastorno por Déficit de Atención o por Asperger).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba