Mundo

Policías no intervinieron en gresca entre Felinos y Rayados por inferioridad numérica: SSP-NL

MONTERREY, 24 Sep .- El secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, Bernardo González Garza, justificó a los policías de Fuerza Civil que el domingo se abstuvieron de intervenir en la batalla campal que se originó entre aficionados de Tigres y Rayados, en calles del norte de esta ciudad, con el saldo de un herido de gravedad.

En imágenes que circulan en redes sociales, se observa cómo un aficionado del equipo felino, identificado como Rodolfo Palomo, de 21 años, es agredido tumultuariamente, por aficionados Rayados.

En las fotografías también se ve a una patrulla de la Policía estatal alejarse del sitio, acción que fue recriminada por testigos, pues señalaron, los uniformados dejaron solo al joven que resultó con una herida punzante en un costado, que lo mantiene en estado grave.

Sobre el hecho violento, previo al Clásico que jugaron Tigres y Rayados en el Estadio Universitario, González dijo que los agentes aplicaron correctamente el protocolo, pues, ante su inferioridad numérica, se apartaron para pedir refuerzos, que llegaron minutos después, cuando el joven yacía mal herido.

“Había solamente tres elementos dentro de esa unidad y un sin número de personas en la riña. Entonces se pide refuerzos inmediatamente para poder controlar la situación. Materialmente tres elementos policíacos contra todos ellos, evidentemente no podían, y de inmediato pidieron el auxilio”, explicó en entrevista a la televisión local.

Por su parte, el Fiscal General de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, declaró que ya tienen identificados a algunos de los participantes en la riña y aunque se reservó los nombres, dijo que podrían ser acusados de lesiones graves.

En redes sociales circula la fotografía de uno de los agresores que, extraoficialmente, es señalado con el nombre de Alan García.

Las directivas de los dos clubes emitieron comunicados en los que expresaron su rechazo al hecho violento.

El Monterrey pidió a las autoridades capturar a los culpables y llamó a clubes, aficionados, autoridades y medios de comunicación a actuar con responsabilidad para mantener un comportamiento ecuánime.

“Nuestra institución reprueba de manera contundente a quienes provocan o incurren en este tipo de conductas violentas que causan daños irreparables a las familias regias y manchan el deporte. Solicitamos a nuestras autoridades estatales esclarecer los hechos sucedidos previo al partido de este domingo, para que se finquen las responsabilidades correspondientes y se haga justicia a las víctimas y a sus familias”, expuso el equipo.

Por otro lado, Tigres y sus los directivos aclararon que no hubo incidentes dentro del Estadio durante el partido, aunque lamentaron que la pasión se desborde de manera agresiva.

“Llevar la rivalidad desmedida por el futbol a las calles es lamentable e inaceptable. Exhortamos a la comunidad a aportar, por cualquier vía, información que lleva a las autoridades a dar con los responsables de los hechos de violencia suscitados”, expusieron.

A su vez, la Comisión Estatal de derechos Humanos pidió esclarecer los hechos y garantizar la integridad de las personas en eventos similares.

“Asimismo llama a la sociedad, en especial a los aficionados de ambos equipos a la paz y a no propiciar climas de violencia, pues ésta trastoca la esencia de los eventos deportivos, como el esparcimiento, el respeto, la convivencia familiar y la tolerancia”, declaró.

Fuente: Proceso

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba