Comunicados

Próximo 30 de Julio Día Mundial Contra la Trata de Personas

PACHUCA DE SOTO, 26 Jul /News Hidalgo/.-  En 2013, la Asamblea General sostuvo una reunión para evaluar el Plan de Acción Mundial. Los Estados miembros adoptaron la resolución A/RES/68/192 y designaron el 30 de julio como el Día Mundial contra la Trata de Personas. Este día tiene como objetivo, generar conciencia sobre la situación de las víctimas del tráfico humano y para promocionar y proteger sus derechos.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), como garante de la Convención contra el Crimen Organizado Transnacional y los Protocolos al respecto, asiste a los Estados en la aplicación del Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata.

En su artículo 3, este Protocolo define la trata como la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

En el Día Mundial contra la Trata de Personas de 2018, la ONUDC se centra en el tema: «Responder al tráfico de niños y jóvenes víctimas de trata». La campaña de este año resalta el hecho de que casi un tercio de las víctimas de la trata son niños. Por lo tanto, el tema llama la atención sobre los problemas que enfrentan los niños objeto de trata y las posibles iniciativas de acción relacionadas con la protección y la garantía de la justicia para los niños víctimas.

Cada año, millones de niños, mujeres y hombres caen en manos de traficantes, atraídos por falsas promesas y engaños. La trata de personas se ha convertido en una empresa global multimillonaria que afecta a casi todos los países del mundo.

Hoy en día, hay millones de personas a quienes se les ha robado la libertad, la dignidad y los derechos humanos esenciales. Son forzados a la explotación sexual, el trabajo forzado, la servidumbre doméstica, la mendicidad y el robo forzados, e incluso obligados a «vender» la piel y los órganos.

En nuestro país, la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, define a la trata de personas en el artículo 10 como: «toda acción u omisión dolosa de una o varias personas para captar, enganchar, transportar, transferir, retener, entregar, recibir o alojar a una o varias personas con fines de explotación; se entenderá por explotación de una persona a: la esclavitud, la condición de siervo, la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, la explotación laboral, el trabajo o servicios forzados, la mendicidad forzosa, la utilización de personas menores de dieciocho años en actividades delictivas, la adopción ilegal de persona menor de dieciocho años, el matrimonio forzoso o servil, el tráfico de órganos, tejidos y células de seres humanos vivos y la experimentación biomédica ilícita”.

La trata de personas incluye varios factores, entre ellos se encuentran los relacionados con la persona: edad, sexo, niveles de educación, carencias económicas, discapacidades; y aquellos vinculados con aspectos económicos, sociales y culturales.

En materia de trata de personas, la edad es un factor determinante, ya que niñas, niños y adolescentes son utilizados como mercancía con fines de turismo sexual, explotación laboral, mendicidad, matrimonio forzado, adopciones ilegales y empleados en actividades delictivas, entre otros.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba