Mundo

Sin censura a medios de comunicación, ofrece Ramírez Cuevas

CIUDAD DE MÉXICO, 24 Sep .- En el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no habrá censura en los medios de comunicación, ni son enemigos por ejercer su derecho a la libertad de expresión, aseguró Jesús Ramírez Cuevas, próximo vocero de la administración federal.

En entrevista al término de su participación en el foro “Los nuevos desafíos en las estrategias de comunicación pública», sostuvo que el próximo gobierno va a garantizar y hacer respetar la libertad de expresión y el derecho a la información, que son libertades sagradas de la democracia mexicana que se ratificaron el pasado 1 de julio.

Garantizó que no se intentarán llamadas a las redacciones para cambiar los titulares, a quienes están en las fuentes o las notas, no habrá censura, discrecionalidad ni imposición frente a los medios.

El periodista señaló que los medios son un factor central de la vida pública y democrática del país y sostuvo que sus líneas editoriales y posturas políticas que expresan es un derecho, “nosotros no consideramos enemigo a nadie que ejerza su derecho”.

Ratificó que creen en el pluralismo informativo y también en un espacio sin que medie interés editorial de grupo político o económico y ésa es labor de medios de comunicación públicos.

Reconoció la importancia de los medios públicos, ya que se trata de un derecho de los ciudadanos a tener garantizado el derecho a la información y la libertad de expresión, que respondan al interés público exclusivamente y que transparenten la acción pública tanto del gobierno como de áreas sociales, políticas, culturales y económicas que se viven.

Cuestionado sobre el desempleo que habrá de generar la desaparición de las áreas de comunicación en las dependencias federales, reiteró que no se va afectar a ningún trabajador de base en el gobierno federal y, en su caso, serán resignados a otras áreas de trabajo.

En el caso de los honorarios, dijo que estarían en su derecho de practicarles exámenes, a fin de tener trabajadores profesionales.

Asimismo, mencionó que gobiernos estatales tienen medios a su disposición y resaltó que la Constitución de la Ciudad de México ordena que desaparezcan los medios gubernamentales y se establezca un sistema de medios públicos.

Refirió que los derechos laborales de periodistas deben ser respetados y subrayó que están abiertos al diálogo con el gremio periodístico, medios de comunicación, ciudadanos y poderes Legislativo y Judicial.

Durante su participación en el foro, destacó que el trabajo de los periodistas ha sido central en esta transformación, “son aliados del cambio, no los vemos como adversarios”.

Manifestó que la irrupción de las redes sociales, plataformas digitales y este desplazamiento de la televisión y de la radio como elementos centrales de la formación política ya tiene repercusiones y el primero y más importante es la composición en la Cámara de Diputados y el surgimiento de un nuevo gobierno.

Consideró que se está en un momento importante con las nuevas tecnologías, “con nuevos procedimientos retomando, quizá, la propuesta que hay en un mediado plazo de construir un verdadero sistema de medios públicos”.

Explicó que los medios públicos es el resultado de un derecho ciudadano a la información y libertad de expresión, que sin mediar ningún interés político o económico brinden el servicio público de informar y de dar voz a los ciudadanos.

Finalmente, insistió en que los ciudadanos tienen derecho a esa información, pero advirtió que en manos del gobierno se convierte en instrumento de propaganda para proteger, salvaguardar o promover la imagen de los funcionarios, por lo que se tiene que ir a la modernización de los procesos de comunicación pública y tener un verdadero sistema de medios públicos.

Adelantó que los convenios de publicidad serán transparentados y confío que antes del 1 de diciembre se tenga una ley marco en la materia.

Durante el foro «Los nuevos desafíos en las estrategias de comunicación pública», reiteró que en el próximo gobierno va a cambiar la política de comunicación social, será abierta y de cara a los ciudadanos, utilizando los instrumentos de la tecnologías.

También criticó el sistema en donde el uso del dinero sirvió para modificar las líneas editoriales, castigar, premiar periodistas y despedir, «es algo que la ciudadanía no acepta, porque no es propio de una democracia».

Indicó que se tienen que transparentar los criterios de los convenios de publicidad y todos esos recursos en la materia.

Afirmó que la propuesta es que esto no quede al arbitrio del gobierno ni del funcionario en turno, sino que debe estar en la ley, donde se tienen que establecer los criterios con los cuáles debe distribuirse la publicidad.

Detalló que la publicidad del gobierno en los medios es un derecho de los ciudadanos para conocer las decisiones e informar sobre los programas, «esa es la base, no es subsidio a los medios de comunicación para que sobrevivan».

Hizo votos porque antes del próximo 1 de diciembre se pueda tener una reglamentación marco que establezca la Ley General de Comunicación Social, que supere la que está impugnada en la Suprema Corte Justicia de la Nación, llamada «ley chayote».

Notimex/doh

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba