Ciencia y Tecnología

Alcanza investigador de la UAEH nivel III en el SNI

PACHUCA DE SOTO, 02 DIC / News Hidalgo /.- Tras una vida de trabajo dedicada a la generación de conocimiento en la química básica, el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), José Guadalupe Alvarado Rodríguez, recientemente fue notificado sobre la obtención del máximo nivel del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), el cual será vigente a partir de enero 2021.

“El reconocimiento refleja la ardua colaboración académica de investigadores de esta y otras universidades, así como el excelente desempeño de los estudiantes”, manifestó el profesor, al agradecer a sus colegas por el esfuerzo y dedicación puestos en diversos proyectos de investigación.

José Guadalupe ingresó al SNI en 1996 como candidato; dos años más tarde y ya con el nivel I del SNI, empezó a laborar en la UAEH. Junto con otros investigadores, trabajó para equipar los laboratorios del Centro de Investigaciones Químicas del Área Académica de Química, con equipos de alto valor como el difractómetro de rayos X de monocristal y la resonancia magnética nuclear. “Todo esto fue gracias al apoyo de la Universidad y del Patronato Universitario para conseguir recursos ante la SEP y el Conacyt”, aseguró.

Externó su agradecimiento al químico Álvaro Cerón Beltrán, titular del Centro de Investigaciones Químicas aproximadamente en el año de 1998, quien tuvo la visión de apostar por los jóvenes doctores para el desarrollo científico en esta área y gracias a esta acción hoy el doctor José Guadalupe alcanzó el reconocimiento del nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores.

“Al explicar la estructura de los átomos hemos podido impactar en diversas colaboraciones, porque varios compuestos han servido como catalizadores o han sido usados en desarrollar nuevos materiales que sean resistentes a la corrosión”, mencionó el especialista.

Actualmente el profesor desarrolla dos proyectos en la línea de investigación “Estudio de estructura molecular y electrónica de compuestos químicos”. El primero de ellos fue aprobado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para ejecutarse entre 2019 y 2022, y consiste en el análisis experimental y teórico de densidad de carga electrónica en heterociclos organometálicos estructuralmente diseñados para promover interacciones no-covalentes.

Dicho proyecto tiene el objetivo de aportar conocimiento a la descripción de la naturaleza de un enlace químico intramolecular y poder entender cómo se asocian las moléculas en compuestos organometálicos de elementos pesados de los grupos 14 y 15 como germanio, estaño y plomo, a través de relaciones entre moléculas, para poder entender mejor sus propiedades químicas y físicas.

“Algunos de estos compuestos pueden ser usados como modelos para entender mecanismos de reacción en la química orgánica e inorgánica”, explicó, tras destacar la importancia de conocer la estructura de un compuesto químico porque con ello se puede comprender su función en un determinado proceso.

El segundo proyecto está ligado y es desarrollado por el alumno de doctorado Raúl Segovia Pérez, y consiste en un estudio de propiedades ópticas no lineales en compuestos de metales pesados representativos que contienen ligantes iminofenólicos. “Implica buscar nuevos materiales que puedan emitir algún tipo de luz que pueda ser de interés para alguna aplicación en la industria de los eléctricos”.

El propósito de esta investigación es sintetizar ligantes que contengan espaciadores de tipo aromático y átomos como azufre, nitrógeno y oxígeno dentro de su estructura para evaluar su capacidad coordinante hacia elementos pesados del bloque p, con la intención de preparar compuestos que presenten aplicaciones potenciales en el área de la óptica no lineal.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba