Salud

Bajo interés de hombres mayores por atender su salud complica la atención de enfermedades geriátricas

PACHUCA DE SOTO, 12 FEB/News Hidalgo/.- Pese a que hombres y mujeres padecen enfermedades similares, al llegar a la vejez su atención y necesidades podrían ser diferentes, esto debido a los factores biológicos, psicológicos y culturales a los que han estado expuestos a lo largo de la vida, por ello, las actividades que realizan desde el hogar o incluso hábitos y atención geriátrica podrían variar entre mujeres y hombres adultos mayores.

Es el grupo de más de 60 años, sector vulnerable para la incidencia de diversas enfermedades, por ello, el Centro Estatal de Atención Geriátrica Integral (CESAGI), de la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH), ofrece consultas y servicios de atención y prevención a este grupo poblacional, entre las que destacan: Consulta médica y geriátrica, apoyo psicológico, neuropsicología, nutrición, terapia física, clínica de heridas y atención a pacientes con deterioro cognitivo y demencia.

De acuerdo a Mayra Pérez Rivera, Especialista en Medicina Integrada del CESAGI, el comportamiento de consultas observado diariamente en el Centro, revela que únicamente el 30 por ciento de las atenciones totales que se ofrecen son solicitadas por hombres, lo que dificulta la atención preventiva en este sector. Agregó que si bien los principales padecimientos que presenta este grupo de edad son similares entre hombres y mujeres, el control e incluso complicaciones son diferentes, esto debido a que regularmente los hombres no llevan una prevención primaria y adecuado control de su salud, por lo que el padecimiento podría complicarse.

Entre las enfermedades comunes se encuentran las crónicas como: Diabetes Mellitus tipo 2, Hipertensión arterial sistémica, Dislipidemia (presencia de altos niveles de lípidos colesterol, triglicéridos o ambos) y Osteoartritis (enfermedad degenerativa que afecta rodillas, hombros y caderas), en tanto que las más comunes en los varones son las relacionadas a la Hiperplasia prostática benigna y Cáncer de próstata

La especialista también detalló que en cuanto al deterioro cognitivo y salud mental que se traduce en episodios depresivos o trastornos de ansiedad, suelen presentarse de mayor manera en mujeres, sin embargo, esto también se puede deber al bajo registro que se tiene de varones que acuden al Geriatra, por lo que muchos de estos trastornos en hombres podrían no estar registrados.

De ahí que indicó, resulta de gran relevancia la difusión de campañas como la emprendida por la SSH sobre el Mes de la Salud del Hombre, y que en particular, para este sector, representa la oportunidad de informar a las familias o cuidadores de un adulto mayor sobre la importancia de sus chequeos médicos regulares, que para el hombre deben incluir, laboratorios básicos, biometría hemática, química sanguínea, examen de orina, antígeno prostático, perfil tiroideo y de ser necesario un ultrasonido de próstata.

Finalmente señaló que existen diversos signos en común que indican la necesidad de llevar al adulto mayor a consulta médica tales como: Cansancio, hambre y sed, frecuencia o problemas al orinar y goteo, dolor de cabeza, mareo, sangrado de la nariz, mareos o tinnitus (problema de audición), cambios de ánimo, irritabilidad, apatía, desorientación y olvidos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba