MundoMunicipios

El pueblo que se convirtió de productor de chiles al principal productor de ataúdes de México

TLAXCOAPAN, 11 Jun/News Hidalgo/.-  Hidalgo se ha convertido en el principal productor de ataúdes de madera, aunque no existe una cifra oficial, se calcula que mensualmente son fabricados alrededor de 2 mil ataúdes en más de 500 talleres ubicados en Tezontepec de Aldama, Tlahuelilpan y Tlaxcoapan principalmente.

Pero pocos conocen la historia del inicio de la construcción de féretros en Tlaxcoapan, de cómo la comunidad de Doxey paso de ser una productora de chiles a ser el principal productor de ataúdes en México.

El Boom comenzó hace 11 años cuando sus habitantes cambiaron sus tierras por talleres, en Abril de 2009 Pemex anunció la construcción de una nueva refinería, fue entonces que ejidatarios del polígono de Tlaxcoapan vendieron sus tierras para abrir talleres y dedicarse a la construcción de féretros, estableciéndose cientos de talleres en Tlahuelilpan y Tlaxcoapan.

Pero fue en la década de los 60 que los señores Zerón Hernández y Martín García, iniciaron el negocio de la venta de cajas para difuntos en Tlaxcoapan, eran los encargados del pueblo de hacer las cajas para los difuntos.

Los talleres crecieron y comenzaron a cobrar fama en la región, tal vez sus fundadores nunca pensaron que sus talleres se convertirían en semilleros para décadas más tarde convertirse en los productores de féretros más importantes de México.

Don Anselmo Hernández, recuerda que su padre Zerón le enseño a fabricar ataúdes, llegando a tener a decenas de trabajadores en su taller, sin embargo el auge fue a partir de 2009 y la construcción de la carretera Arco Norte,  que decenas de habitantes vendieron sus tierras para invertir en los talleres.

En Tlaxcoapan existen poco más de 10 funerarias, las más representativas son Funerales Hernández y García, precisamente las dos que iniciaron con la tradición de construir féretros en el municipio de Tlaxcoapan.

La falta de una asociación entre quienes tienen un taller ha derivado que no se tengan cifras exactas sobre la producción mensual y número de establecimientos dedicados a la construcción de féretros, sin embargo para Don Anselmo la cifra de talleres podría superar los 500, ya que en Doxey se habla de que existen al menos 300.

Merle Hernández, encargada del taller ataúdes Latinoamérica, dio a conocer que ahí se producen 300 ataúdes mensualmente, mientras que en los más talleres se producen entre 80 y 120 cajas.

Reconoció que la falta de una organización entre ellos, ha derivado en una desleal competencia, hay quienes malbaratan su trabajo, por lo que de un taller a otro puede encontrarse una disparidad en precios.

El negocio no es para los fabricantes, sino para las funerarias quienes se llevan la mayor ganancia de su trabajo artesanal, ya que el tallado de una caja a mano puede tardar varios días, y su máximo costo es de hasta 25 mil pesos, pero en una funeraria puede llegas a costar hasta 75 mil pesos.

Informó que el ataúd básico o más económico tiene un precio de 4 mil pesos, sin embargo el dueño de la funeraria puede comercializarlo en 15 o hasta 30 mil pesos, por lo que dijo es necesario hacer una asociación que les permita a ellos obtener una mejor ganancia de su trabajo y equilibrar los precios en el competido mercado de los ataúdes.

Es tallado que realizan de las imágenes católicas, escudos u otras imágenes como la de Jesús Malverde, considerado un santo entre los mafiosos, se hace de forma manual, por lo que se considera un arte.

Al igual que otros talleres, en ataúdes Latinoamérica sus trabajadores  pueden lograr verdaderas obras de arte, pues existen clientes que piden modelos exclusivos, que van desde un escudo de un equipo de futbol hasta una imagen especial.

Así que si visitas Tlaxcoapan y llegas a Doxey, no te sorprenda ver ataúdes sobre la banqueta, camionetas, en la puerta de una casa, la azotea, es porque en este lugar se construyen los féretros para los más de 2 mil muertos que diariamente ocurren en México.

De acuerdo al portal de Datosmacro en 2018 murieron en México 749.675 personas, lo que representaba en la media 2.054 personas fallecidas diariamente.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba