Municipios

Cierre de la Primaria Carlos Martínez Balmori se sale de control, denuncian irregularidades

Algunos padres de familia de la Primaria Carlos Martínez Balmori decidieron cerrar hoy la escuela para exigir a las autoridades de la SEPH su intervención para terminar con algunas irregularidades que hay en el plantel ubicado en la Palma.

Desde temprana hora colocaron carteles e impidieron la entrada a los niños, tras argumentar que la encargada de la dirección la maestra María Susana Rivera es una grosera y prepotente luego que el pasado jueves corrió a la maestra del 3 B frente a los niños, lo que asusto a los niños que comenzaron a llorar.

Entre las irregularidades que existen en el plantel, señalaron que los alumnos son obligados a realizar algunas veces la limpieza, y que los conserjes se toman atribuciones que nos les corresponden.

La mayoría de padres de familia se opuso al cierre de la escuela por lo que comenzaron a exigir al reducido grupo que abrieran la escuela, lo que provocó una mayor tensión, ya que la encargada de la institución prefirió no asistir, lo mismo que las autoridades de la SEPH.

Al lugar aribaron elementos de la policía estatal, quienes no pudieron la agresión a una madre de familia, lo que provocó que un conato de bronca entre padres de familia.

Un grupo de madres de familia logró abrir otro de los accesos a la escuela, por la que ingresaron los alumnos, y permitir la entrada a las mastras del plantel.

Otra de las quejas fue que la encargada de la dirección no ha hecho nada ante el serio problema de un pequeño de tercer grado, quien mantiene atemorizados a sus compañeros por su actitud agresiva.

Denunciaron que el niño recientemente golpeo a otro de sus compañeros lo que le provocó que dos de sus dientes se le cayeran, en otra ocasión le puso una regla en el cuello a otro niño, a otro le enterró un compás, el mismo ha querido hacerse daño y el niño les platica su sexo a sus hijos.

La manifestación termino en bronca entre dos padres de familia, entre mentadas de madre y amenazas, los policías que solamente miraban y la falta de autoridades de educación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba