Política

Denuncia activista contaminación por jales mineros en Zimapán

ZIMAPÁN, 26 MAR/News Hidalgo/.- Martín Labra Nieto, defensor del medio ambiente hizo un llamado a la minera El Espíritu y otras que operan en el municipio de Zimapán a que asuman su responsabilidad con las comunidades afectadas por los jales mineros que a lo largo de décadas han depositado  en las inmediaciones de esos poblados y las cuales se han convertido en verdaderas montañas tóxicas.

También anunció el inicio de acciones legales en contra de esas compañías para obligarlas a resarcir los daños que provocaron en la comunidad, pues la contaminación persiste pese a que desde el Congreso de Hidalgo se hizo la denuncia el llamado al cese de contaminación en esta zona.

Labra, quien es integrante de la agrupación Comunidades Unidas de Zimapán (CUZ) hizo un recorrido por el Barrio de San Miguel, uno de los más afectados por la actividad minera y en el cual la  empresa minera “El Espíritu” ha depositado de manera  irracional  desechos mineros en presas de jales instaladas a unos cuantos metros de la comunidad.

Acompañado de don Jesús Rojas y otros pobladores, Martín Labra se percató de que la gran contaminación ocasiona molestias e irritación en garganta y ojos de los pobladores.

Durante el recorrido don Jesús relató que sus abuelos fueron los fundadores de pobladores a principios del siglo XX “cuando no había ninguna mina ni montaña de jal”.

Pero a raíz del otorgamiento irracional de permisos que los gobiernos municipales hicieron para que diversas mineras operaran, principalmente en las décadas de los años sesenta y setenta , el edén boscoso con árboles frutales y manantiales  se empezó a convertir en un desolado paraje semidesértico plagado de cerros grises con manchas naranjas, cuyas polvaredas empezaron a matar la vegetación.

“En 1990 la empresa El Espíritu  colocó en 1990 una presa de jales a escasos 30 metros de donde comienza el caserío, cuyos pobladores a lo largo de treinta años han sufrido en su estado de salud por el polvo contaminante”, explicó don Jesús a Martín.

Además de los malestares provocados por el polvo tóxico que con el viento se desprende de los cerros grisáceos, el zumbido incesante de una quebradora instalada junto al área urbana del Barrio de San Miguel, empeoran el ambiente de contaminación ambiental que prevalece en el lugar.

Los vecinos se quejaron de que el actual Presidente Municipal de extracción panista Erick Marte Villanueva, “está del lado de las empresas mineras y no ha hecho nada para tratar de resolver el problema de los jales tóxicos”.

Acuso de complicidad de Erick Marte «quien se hace de la vista gorda para retirarles los permisos de uso de suelo a esas empresas” dijo doña Juana M, quien aseguró que el alcalde está más ocupado en promover a su hermano como candidato a la presidencia municipal que en resolver los problemas de contaminación que hay en Zimapán.

Tras recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a quitarle privilegios a empresas contaminantes y obligarlas a resarcir los daños que hubieran provocado a la ecología, dijo que junto con abogados expertos en materia ambiental, analiza la forma de interponer recursos legales contra eras empresas, como El Espíritu.

 “No importa que sus dueños gocen de la protección del gobierno municipal de Zimapán, el cual está contaminado por la corrupción e incapacidad”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba