Salud

Detección oportuna de balanopostitis puede evitar el cancer de pene: IMSS Hialgo

PACHUCA DE SOTO, 28 ABR/News Hidalgo/.- Las inflamaciones en el glande y prepucio son síntoma de balanitis o postitis, y en casos mayores son la combinación de ambas afecciones, a lo que se le conoce como balanopostitis, pero se puede prevenir con una buena higiene y detección oportuna, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Hidalgo.

La balanitis es la inflamación de la cabeza del pene (glande), se manifiesta con sarpullido rojo en la punta del pene, la cual puede estar escamosa o ulcerada, presentar dolor, hinchazón, comezón, secreción o pus debajo del prepucio y además tener mal olor e imposibilidad de retracción de éste.

“Ciertas bacterias y hongos como la Candida albicans, viven debajo del prepucio; sin embargo, el calor, estrés, falta de higiene, la fricción en el acto sexual o algunos productos que resultan agresivos para la piel, pueden crear un desequilibrio que favorezca su crecimiento y genere la afección” comentó la coordinadora auxiliar Pública del IMSS, Elvia Elvira Escobar Beristaín.

Se presenta con más frecuencia en hombres no circuncidados, con diabetes o que sean portadores de alguna enfermedad de transmisión sexual y en casos más extremos, es necesario realizar una circuncisión, ya que el afectado no puede retraer el prepucio para limpiarlo, a consecuencia de las erupciones y pus en el pene que son severas, lo que puede originar posteriormente cáncer de pene.

El especialista exhortó a la población evitar suministrar medicamentos no recetados, así como acudir a un experto para diagnosticar lo que ocasionó el padecimiento ya que el tratamiento correcto depende del origen de este, si esta enfermedad se detecta a tiempo se puede controlar mediante medicamentos y una higiene regular, pero no excesiva, lo cual puede evitar una intervención quirúrgica.

Finalmente, recomendó que para la prevención de este padecimiento, se debe asear la zona genital completa con agua templada y evitar jabones u otras sustancias que puedan causar irritación, así como secar bien toda el área, evitando que se genere humedad y en caso de presentar algún malestar acudir a su Unidad de Medicina Familiar adscrita.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar