Ciencia y Tecnología

Celebran Día Internacional de la Luz con mensaje de científicas por un Sincrotrón en México

PACHUCA DE SOTO, 18 MAY/News Hidalgo/.-Destacadas científicas mexicanas expusieron los beneficios que tendría la construcción de una fuente de luz Sincrotrón en México, para fortalecer la diplomacia de la ciencia y promover una mayor participación de mujeres en la ciencia.

A través del evento virtual “Científicas Mexicanas por una Luz de Sincrotrón en México”, Ana María Cetto Kramis, Guerda Massillon y Patricia Valdespino motivaron a las jóvenes a conocer más sobre la luz de sincrotrón y los beneficios de concretar un proyecto de esta magnitud.

La Cátedra de Diplomacia y Patrimonio de la Ciencia de la Red Ecos de la CDMX, en colaboración con el Sincrotrón Mexicano en Hidalgo, organizó el evento en conmemoración del Día Internacional de la Luz, que se celebra cada 16 de mayo en todo el mundo.

Cetto Kramis, doctora en física por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de las científicas mexicanas con mayor trayectoria en la diplomacia de la ciencia, expresó que un Sincrotrón Mexicano es un proyecto, no solamente de gran envergadura y largo plazo, sino también de gran valor para las futuras generaciones.

“El hecho que se difunda entre los chicos y las chicas, los jóvenes y las jóvenes, la posibilidad de, en el futuro, trabajar en un laboratorio de este tipo, yo creo que es muy favorable”, declaró la investigadora y co-titular de la Cátedra de Diplomacia y Patrimonio de la Ciencia.

La experta señaló que un sincrotrón es un objeto de cooperación internacional y abre oportunidades para las jóvenes científicas en el desarrollo de vacunas, antibióticos, nuevos materiales, y soluciones a los problemas actuales.

“Hay mujeres que están desempeñando un papel muy destacado en este ámbito de los grandes aceleradores… Eso debe estimular a las chicas y a las jóvenes para que piensen en eso como un futuro posible, uno que puede ser realmente interesante y muy gratificante”, dijo quien fuera consultora de la Conferencia Mundial de Ciencias de la UNESCO en 1999, y Directora General Adjunta de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Por su parte, la Dra. Patricia Valdespino, joven posdoctorante en el Sincrotrón de Berkeley, en California, Estados Unidos, comentó su experiencia profesional al realizar investigación en uno de los aceleradores más avanzados del mundo, “sin duda ha cambiado mi vida y mi forma de pensar la investigación”.

“La idea de la construcción de un Sincrotrón Mexicano, es decir, que líneas experimentales de un sincrotrón estén bajo la creatividad de manos, de mentes mexicanas, es sin duda emocionante”.

Mediante el análisis con luz infrarroja y microscopia avanzada, la doctora Valdespino busca comprender cómo las proteínas del cuerpo trabajan a escalas nanométricas en sistemas vivos.

El sincrotrón, resaltó Valdespino, es la herramienta para llevar las preguntas de investigación hasta los límites de la imaginación y de la física, proporcionando un faro de progreso que ilumine el futuro del país.

Por otro lado, la Dra. Guerda Massillon, mencionó que la física y la ciencia son un espacio de libertad y desarrollo para las niñas y las mujeres. En este sentido la construcción de un sincrotrón en México daría oportunidades de trabajo a las nuevas vocaciones científicas, afirmó.

La investigadora en física médica de la UNAM, señaló la importancia que en el sincrotrón mexicano se promuevan investigaciones para poner a la física al servicio de la salud, desarrollando tecnologías de diagnóstico y terapia para padecimientos como el cáncer de mama, la diabetes, y en fechas recientes, la pandemia por COVID19.

Ante la pandemia por el coronavirus COVID-19, huelga recordar el trabajo en sincrotrones que ha permitido el desarrollo del antivirales contra epidemias pasadas como la influenza A H1N1 en 2009.

Hoy, al menos cinco sincrotrones investigan a marcha forzada la naturaleza del virus SARS-Cov-2, proyectos que se han convertido en asuntos de seguridad nacional para los países que cuentan con estas herramientas. En México, el proyecto sincrotrón mexicano ha desplegado acciones de diplomacia de la ciencia, apoyadas en las redes internacionales en que participan científicos mexicanos y aliados como la Red ECOs. Como resultado, se ha logrado que grupos mexicanos lideren estudios en el Sincrotrón Suizo (SLS) producto de la convocatoria lanzada en marzo por el Gobierno de Hidalgo y el Instituto Paul Scherrer.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba