Deportes

Gana niño de 9 años al INHIDE

PACHUCA DE SOTO, 18 FEB/NEWS HIDALGO/.- El Instituto Hidalguense del Deporte (INHIDE) permanece callado desde hace más de dos años por el caso del niño ANGEL D. N. diagnosticado con Síndrome de Down, luego que sus padres acusaron de discriminación al Instituto.

Por casi tres años los padres del pequeño, han “luchado” para que se le reconozca y pueda formar parte su hijo en equipos tradicionales de natación,  tras acusar discriminación por parte del instituto al no permitirle entrenar a Ángel  con niños “normales”.

La historia comenzó en 2018, Ángel es  un niño con Síndrome de Down, de acuerdo a sus padres, su hijo comenzó a practicar natación con un grupo de niños de su edad (sin discapacidad) en el Centro de Alto Rendimiento del Instituto Hidalguense del Deporte (INHIDE) y en la Asociación Civil Olimpiadas Especiales sin problema en su desempeño deportivo.

Los padres del pequeño argumentan que al cambiar al personal del INHIDE, es que se negó a Ángel la oportunidad de seguir nadando con el grupo regular, con el pretexto de que el personal que entrena a dicho grupo carece de la capacitación necesaria para atender a niños con discapacidad y que únicamente podía participar a través de la asociación de deporte adaptado, Olimpiadas Especiales.

Los padres de Ángel afirman que  tras entablar un diálogo con el personal y la directora del INHIDE, recibieron la misma respuesta: que él solo podía participar a través del deporte adaptado y no por medio del deporte ordinario.

Derivado de la situación, el 10 de octubre de 2018, los padres de Ángel Daniel, decidieron interponer ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos una queja en contra del INHIDE y la asociación civil Olimpiadas Especiales.

Al mismo tiempo que se inició una carpeta de investigación ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo por hechos probablemente constitutivos en el delito de discriminación, la cual sigue vigente.

En un documento que hicieron llegar a los representantes de los medios de comunicación, refieren que Olimpiadas Especiales decidió expulsar a Ángel Daniel de la asociación, ante el temor de recibir represalias por parte del INHIDE, argumentando que su reglamento interno prohibía a los atletas practicar el deporte en otra institución al mismo tiempo que en dicha asociación.

En junio de 2019, al no existir respuesta por parte de la CDEH, los padres de Ángel Daniel interpusieron juicio de amparo en contra de la falta de contestación del INHIDE y la inactividad de la CDEH; por lo que recurrieron ante la Comisión Nacional de derechos Humanos (CNDH).

En enero de 2021, la CNDH resolvió los recursos de impugnación y emitió la recomendación número 81/2020, en el que concluye que hubo una violación ostensible a los derechos humanos del niño, por actos discriminatorios cometidos por funcionarios del INHIDE,

Apenas el martes 17 febrero, padres del menor ofrecieron una conferencia de prensa para dar a conocer la resolución de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a través de siete puntos recomendatorios al gobierno del estado de Hidalgo y tres más a la CEDH.

Destacan la reincorporación del menor a las clases de natación en la modalidad inclusiva, sin ningún tipo de repercusiones, malos tratos o limitación para el desarrollo de sus actividades; brindar la reparación integral del daño al menor, a fin de que se le inscriba en el Registro Estatal de Víctimas de Hidalgo, que incluya compensación económica, médica y psicológica; realizar una disculpa pública al menor, en términos consensuados con sus padres; colaborar con la CNDH en el trámite de las quejas que se promuevan en contra  de los funcionarios del INHIDE y contra la asociación civil; incorporar una copia de esta recomendación en los expedientes laborales de los involucrados, para dejar constancia de las violaciones a los derechos humanos, y diseñar un curso con carácter obligatorio al personal del INHIDE, para garantizar la prevención y eliminación de prácticas discriminatorias.

El responsable de dar seguimiento a dicho caso fue el licenciado en derecho Alfonso Hayyim Flores Barrera, un joven con ceguera total, quien pugnó para que el menor se reincorporara a las clases de natación, evitando cualquier rechazo social que pudiera existir en el futuro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba