Congreso

Gestionan presentación del libro “Felipe Ángeles, el estratega»

PACHUCA DE SOTO, 26 FEB/News Hidalgo/.- Víctor Osmind Guerrero Trejo, Diputado local del Distrito 01 de Morena dijo que por décadas la importancia del general Felipe Ángeles en la Revolución Mexicana fue olvidada en las sombras de la historia, hasta que fue rescatado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Esto durante la presentación del libro “Felipe Ángeles, el estratega» de 783 páginas y publicado por Ediciones Era en 2019 del historiador argentino Adolfo Gilly celebrada en el vestíbulo de la Sala de Plenos de Congreso de Hidalgo con la asistencia de los editores del libro, legisladores locales y familiares del general revolucionario.

Tras señalar que el mandatario a lo largo de su gobierno ha enfatizado la necesidad de que haya unión del pueblo “toma como referencia al general Felipe Ángeles; por eso es el personaje favorito del presidente de la República y se va a construir un aeropuerto con su nombre en Santa Lucía”.

Sobre el contenido de la obra, Víctor Osmind Guerrero dijo que Gilly hace una reconstrucción de los últimos momentos de vida del general revolucionario, poco antes de ser pasado por las armas por órdenes del entonces presidente Venustiano Carranza, quien unos meses después de este hecho, también moriría asesinado, al parecer por orden del Grupo Sonorense encabezado por “El Manco de Celaya”, Álvaro Obregón.

“Se muestran muchas facetas de Felipe Ángeles como un gran defensor de la democracia y de los valores de la Revolución Mexicana, pero Gilly destaca uno de forma particular: el de estratega”.

“Gilly en diversos capítulos y en forma de novela narra diversos aspectos históricos del México de aquel entonces como lo fue la Decena Trágica que terminó con la renuncia a la presidencia y vicepresidencia de la República de Madero y Pino Suárez tras el golpe de estado del chacal Victoriano Huerta quien posteriormente los mandó asesinar y otros aspectos históricos relevantes”.

Por ello y ante la importancia de preservar la memoria del héroe revolucionario, Víctor Osmind dijo que propondrá en los próximos días desde la tribuna del Poder Legislativo local la remodelación de la Casa Museo de Felipe Ángeles, en el municipio serrano de Zacualtipán.

María Eugenia Ángeles Sánchez, nieta del militar tras agradecer a Adolfo Gilly el haber dedicado la obra a Felipe Ángeles, dijo que el libro “viene a llenar un vacío bibliográfico que había en México acerca de la vida de mi abuelo”.

Dijo que incluso a causa del olvido oficial de Felipe Ángeles por parte de quienes ostentaron el poder tras el término de la Revolución y del exilio en Estados Unidos de su padre y tíos, ella de forma tardía, a los 20 años , supo de la enorme importancia histórica que desempeñó su abuelo para el triunfo y consolidación de la Revolución Mexicana.

Reveló que no conoció a sus abuelos, ya que Clara Krause Sánchez, esposa de Felipe Ángeles murió en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos a los 43 años de edad, 12 días después de que el general fue fusilado en México por órdenes del Presidente Venustiano Carranza.

Finalmente, agradeció al diputado Víctor Osmind Guerrero Trejo “por haber gestionado la presentación del libro en la sede de la 64 legislatura local.

Por su parte, Aurora Vázquez y Francisco Colmenares quienes colaboraron con Gilly en la recopilación de datos y documentos para enriquecer el libro, coincidieron en señalar que el reconocido escritor e historiador argentino reflejó de manera veraz y objetiva tanto la vida como la obra de uno de los grandes personajes históricos que forjaron al México moderno.

Durante el evento se proyectó un video donde Adolfo Gilly relató cómo inició su vida como escritor en las oscuras sombras de la celda en que, como preso político fue recluido en el Palacio Negro de Lecumberri durante la represión estudiantil de 1968.

Allí, en la cárcel “comencé a estudiar y escribir una historia de la Revolución Mexicana, que por ese entonces era un mito en toda América Latina y sobretodo en Bolivia, de donde yo había venido a México”.

“Compañeros, compañeras y amigos me fueron trayendo libros y otros materiales, como una (máquina de escribir) Olivetti portátil por ejemplo que trajo el profesor César Nicolás Molina Flores quien fue a parar también a Lecumberri en 1968”.

El escritor y periodista, tras señalar que a raíz de que se incrementó la represión estudiantil fueron llevados un gran número de presos políticos, tras organizarse lograron integrar una “pequeña y selecta biblioteca circulante”.

“Los directivos de la cárcel, que tontos no eran, entendieron que la tranquilidad entre los presos políticos era también tranquilidad para ellos, “y no puso obstáculo grande a que libros y revistas llegaran a los presos”.

Así fue como los volúmenes de la Historia Moderna de México de Daniel Cosío Villegas y las obras de otros autores como Octavio Paz, Gabriel García Márquez y otros llegaran a sus manos.

No obstante, reconoció que fue la obra de Cosío Villegas la que influyó de manera determinante para que se interesara en la historia de México y en ser escritor.

“Leer los volúmenes de su Historia Moderna de México y entrar por la puerta grande a la historia y oficio que hasta aquí me han traído”.

“Tiene esa escritura de Daniel Cosío Villegas, es una galanura, una solidez y un estilo narrativo que son ejemplo y escuela para quienes en este país nos dedicamos a este oficio y tratamos de encontrar nuestro camino”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba