Municipios

Imparten taller para elaboración de trampas contra el picudo negro de las palmeras

TULA DE ALLENDE, 05 AGO/News Hidalgo/.- Establecer mecanismos de control y mantener el equilibrio en el entorno, es prioridad de la administración municipal de Tula, que a través del área de Protección Ambiental, adelanta acciones para el control de la plaga del picudo negro, misma que ha estado afectando las palmeras de Tula y la región.

En coordinación con el Comité Estatal de Sanidad Vegetal (CESAVEH), se ofreció a los ciudadanos en la Biblioteca de San Marcos, un taller para la elaboración de trampas, que tienen como objetivo la captura del picudo negro.

El encargado del taller fue Marcos Silvestre Martín, asesor técnico del CESAVEH, quien orientó a los asistentes en el proceso de elaboración de las trampas, así como en los métodos de colocación y monitoreo.

Dijo que esta plaga no representa un riesgo para el ser humano, pero sí daña las palmeras y afecta la conservación de esta especie vegetal, así como el panorama urbano. De allí la importancia de atender la problemática y evitar su proliferación.

La ventaja de estas trampas, explicó el experto, es que pueden ser elaboradas por cualquier persona que esté interesada en salvaguardar sus palmeras, sin necesidad de mayor conocimiento en el tema.

Para la elaboración se requieren recipientes o garrafas de 20 litros de capacidad, un atrayente alimenticio a base de mezcla de agua con melaza, piña o caña y una feromona de agregación que atrae sexualmente a los adultos de esta especie.

Una vez colocada, se tiene que estar revisando cada dos semanas para ver la cantidad de capturas y cambiar el atrayente alimenticio. Las feromonas deben ser sustituidas cada ocho semanas. Finalmente, los insectos hay que desecharlos enterrándolos en el suelo.

Bianca Vázquez Hernández, titular de Protección Ambiental de Tula, indicó que las trampas cubren un radio de afectación de aproximadamente 100 metros y dijo que se inició con la elaboración de las mismas, para ubicarlas en los puntos estratégicos que se establecieron después del diagnóstico.

La directora aseguró que el objetivo de estas acciones también es sensibilizar a la ciudadanía respecto a la problemática del picudo, plaga que se ha instalado en la zona por las palmeras que fueron trasladadas, no nativas.

Agradeció también el apoyo de CESAVEH, CONAFOR que también ha brindado capacitaciones en el tema y asociaciones civiles ambientalistas que han venido trabajando de la mano con la administración y que ahora van a contribuir con la donación de las feromonas para las trampas.

El representante del CESAVEH igualmente ofreció asesoría para procesos de fumigación o control químico, que resulta más complicado para el tratamiento de las palmeras en zona urbana, pero que podría servir para particulares interesados. Sin embargo, insistió en que tanto las trampas como la fumigación, son un método de control y no de erradicación.

El área de Protección Ambiental de Tula sigue reforzando acciones para atender oportunamente este tema, en coordinación con las instituciones gubernamentales y el apoyo de la sociedad civil.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba