Ciencia y Tecnología

“La química del amor”, conferencia impartida en la UPT

Tulancingo, 22 FEB/News Hidalgo/.- Con la finalidad de ofrecer a la comunidad universitaria conferencias científicas que contribuyan a fortalecer la formación académica de los estudiantes de la Universidad Politécnica de Tulancingo (UPT), contando con ponentes que poseen destacadas trayectorias; lo cual se logra a través de la Academia Mexicana de Ciencias, con el programa “Viernes en la Ciencia”.

Es por ello que estudiantes de los diferentes Programas Educativos de la institución asistieron a la plática “La química del amor” impartida por Gilda Flores Rosales, quien fungió como profesora titular en la sección de bioquímica y farmacología humana del Departamento de Ciencias Biológicas de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Durante la ponencia, explicó: “Se descubrió que el amor es una emoción muy compleja en la que intervienen numerosos tipos de moléculas necesarias para producir los característicos arrebatos sentimentales. Nuestros sentidos son la puerta de entrada de todo lo que ocurre fuera de nosotros; en el amor no hay excepción, se cuela por los sentidos y, una vez dentro, comienza una guerra química, hormonal y eléctrica que es toda una alquimia corporal”.

Compartió con los asistentes, la “fórmula de cupido”: “Lo anterior se llamaría primera impresión y puede en algunos casos ser reprimida, en cambio en otros, cuando el cerebro se da cuenta de que ha encontrado a la persona indicada, secreta una serie de sustancias químicas, de entre todas destaca una que actúa como directora: la feniletilamina (FEA). El proceso químico puede dividirse en dos fases neuroquímicas sucesivas: atracción y afecto o enamoramiento. En la primera, la FEA orquesta la secreción de sustancias como la dopamina o la norepinefrina, dos anfetaminas cerebrales que producen un primer momento de euforia y la pérdida de ese estado genera un gran desasosiego”.

Cerró la conferencia comentando que en los humanos se sabe que lo único que permite a una relación amorosa continuar, cuando ésta ya no es impulsada por la fuerza que provocan las alteraciones neuroquímicas es el convertir a éstas en un reto del intelecto y la voluntad.

El Rector de la UPT, Arturo Gil Borja, agradeció la presencia de la especialista y comentó: “Acercamos temas cotidianos, tratados desde el punto de vista científico con el propósito de fomentar la divulgación de las ciencias y continuemos impulsando investigadores, para las futuras generaciones” finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba