Congreso

La transparencia es prioridad a escalas estatal y nacional, dice Escamilla Acosta en comparecencia ante LXIV Legislatura local

PACHUCA DE SOTO, 16 Nov /News Hidalgo/.-  La primera Comisión Permanente de Salud, presidida por el diputado Humberto Augusto Veras Godoy, recibió ayer en comparecencia al secretario de Salud estatal Marco Antonio Escamilla Acosta, quien de manera preliminar dio a conocer las acciones que su gestión ha llevado a cabo en dos años. Los representantes populares llevaron a cabo dos rondas de preguntas, en las cuales dieron a conocer su preocupación por desabasto de medicamentos, falta de especialistas, maltrato a usuarios, falta de atención por escasez de camas, enfermedades y muertes endémicas, poblaciones alejadas y estrategias para cubrir necesidades de salud, entre otros.

Ricardo Raúl Baptista González, diputado morenista por el XIV Distrito Tula de Allende y presidente de la Junta de Gobierno, se interesó por las cuestiones laborales de la Secretaría y por actividades proselitistas durante eventos sindicales, con lo que quedan inoperantes unidades de salud. El secretario dijo que se ha turnado un expediente para dar a conocer lo que sucedió durante la más reciente votación para líderes sindicales; en réplica, el representante popular habló de tráfico de influencias, aviadores sindicales, violaciones de derechos a médicos, y “un sinfín de señalamientos documentados”. El funcionario aseguró que las vacantes en la Secretaría se cubren de acuerdo con parámetros escalafonarios, de perfil y capacidades.

La diputada morenista por el XV Distrito Tula-Tepeji, Noemí Zitle Rivas, dijo que el rubro de salud “lastima mucho” porque hay desabasto de medicamento y en su distrito no hay nefrólogos, a pesar de que por la contaminación hay muchas enfermedades del riñón. Preguntó al funcionario cuáles son los programas preventivos y cómo piensan abatir el problema de desabasto. El secretario explicó que el problema de desabasto no es financiero, sino logístico.

Doralicia Martínez Bautista, diputada por el Distrito IV Huejutla, se mostró preocupada por las irregularidades que se presentan en la Huasteca: cuáles son las acciones llevadas a cabo para solventar las denuncias ante el organismo de Derechos Humanos. El secretario dijo que el hospital de aquella región está rebasado, y que se están resolviendo “problemas importantes”. La diputada habló del hospital regional y sus carencias, y la falta de médicos e instrumentos básicos en Xaltocan y Huautla. El funcionario dijo que el problema de falta de especialistas “es grave”, y tiene ya 10 años. “Tenemos un reto muy importante de inversión para atender a los ciudadanos”, aseguró.

La morenista Rosalba Calva García, al hablar de su Distrito II Zacualtipán, se interesó por las comunidades de Tianguistengo y Metztitlán, donde la atención “es pésima”. Escamilla Acosta dijo que las casas de salud son responsabilidad del municipio, y no son para dar tratamiento y consulta; pero conjuntamente se puede trabajar con las presidencias municipales en promoción y prevención, añadió.

La diputada del Partido Encuentro Social, Viridiana Jajaira Aceves Calva, abordó el tema del hospital integral de Cinta Larga, Tezontepec y Mixquiahuala, que atiende a muchas más personas de lo que estaba planeado, por lo que, dijo, “pelearé por más presupuesto”. El funcionario dijo que el número de pobladores de la región hace que sea necesario un hospital regional. “No puedo negar que pueda haber malas atenciones”, admitió. Aceves Calva demandó por su parte la discusión de manera coordinada para considerar la ampliación del catálogo de enfermedades en el seguro popular. El secretario explicó al respecto: “Tenemos que ver realmente desde el nivel Federal si va a ver una ampliación en el gasto del Producto Interno Bruto, que actualmente es de 2.7 para salud.

Tatiana Tonantzín Ángeles Moreno, diputada morenista del Distrito VIII, inquirió sobre el hospital general de Actopan, y habló de la falta de calidad de instrumentos y mobiliario. Escamilla dijo que hace falta un análisis pormenorizado para garantizar el abasto de medicamentos y en cuanto al hospital, dijo que faltan 229 MDP para concluir la obra. La representante popular dijo que hay una queja generalizada acerca de las hemodiálisis, y quiso saber cuáles son los datos acerca del aborto en situaciones inseguras. El funcionario dijo que no cuentan con censo para los usuarios de diálisis y hemodiálisis, y que los costos son de más de 500 millones de pesos en terapia sustitutiva, solamente. En cuanto al aborto, dijo que está a favor de los derechos de las mujeres y explicó que el tema lo tiene el Congreso del estado: “en 2017 tuvimos 16 casos de interrupción de embarazo por violaciones”.

La diputada perredista Areli Rubí Miranda se preocupó por las muertes por cáncer e insuficiencia renal causadas por contaminación, a lo cual el secretario señaló que son padecimientos “multifactoriales”. No existe evidencia científica que demuestre que las muertes se asocian a contaminación ambiental, aseguró. Ofreció un estudio científico reciente como evidencia de que la conjuntivitis y problemas del estómago que presentan habitantes de las cercanías de la presa de aguas negras Endhó no se asocian a la presa. La diputada pidió una mesa de trabajo urgente, en colaboración con la Secretaría del Medio Ambiente, ante los problemas de salud y la fauna negativa de su distrito.

Lucero Ambrocio Cruz, diputada morenista por el distrito V Ixmiquilpan, demandó al funcionario: “Hay un médico por cada mil habitantes”. Pidió explicación sobre la falta de médicos y la logística para cobertura. Un tercio de los atendidos por el sistema no tiene acceso a los medicamentos de su receta, denunció, y más de 40 por ciento de los ingresos de una familia es dedicado a su compra. El secretario dijo que “en el sector salud no ha habido una política de adelgazamiento de personal”, que es importante que la gestión vaya dirigida a la cuota federal, agregó, y dio datos acerca del número de enfermeros y doctores que son necesarios todavía. La diputada preguntó a su vez cuánto cuesta la cobertura médica universal para cada hidalguense. El secretario especificó que el programa “Todos somos pacientes” no se refiere al tiempo que los usuarios deben esperar en los centros de salud, sino a la concientización con que el personal cuenta a la hora de atenderlos.

La diputada morenista Susana Araceli Ángeles Quezada preguntó sobre equipamiento y sobre todo sobre los criterios para instalar centros de salud, y el funcionario dijo que los criterios se elaboran a nivel federal. Claudia Lilia Luna Islas, diputada panista, se interesó por su parte por los pacientes indígenas que hablan lenguas maternas: la prioridad de la Secretaría –dijo Escamilla– es la población vulnerable; añadió que es muy escaso el personal que sabe hablar una lengua originaria o de traductores. Explicó que en la clínica de hemodiálisis de comunidades indígenas se ofrece tratamiento gratuito, en donde se prioriza “a los que menos tienen y los más lejanos”.

Corina Martínez García, diputada morenista, dijo que incluso en Pachuca la percepción en la mayoría de la población es negativa, y el funcionario dijo que el tema de transparencia es una prioridad a escalas nacional y estatal, y agregó: “89% de las adquisiciones fueron por licitaciones; soy el primer interesado en pertenecer a una Secretaría transparente”.

Mayka Ortega Eguiluz, diputada del PRI, habló de las denuncias de Justicia Justa e Impunidad Cero a funcionarios del sector, y preguntó si el seguro popular tiene observaciones que atender. El funcionario dijo que sí tienen observaciones, y que la Auditoría Superior de la Federación dará respuesta cuando termine su ejercicio; ya se ejerció la comprobación y están en espera de la respuesta de la autoridad, aseveró. En réplica, la representante popular dijo que se requiere dar seguimiento, y que la Legislatura sea enterada de ello.

Rafael Garnica Alonso, diputado morenista, se interesó por “el sentir de la población” e incluso de los propios trabajadores por el desabasto de medicamentos. El secretario dijo que es necesario “migrar a una segunda fase en cuanto a abastecimiento”. Además, Adela Pérez Espinosa, diputada priista, inquirió sobre el cáncer de mama: “En la Huasteca, en julio de 2016 se entregó un mastógrafo, pero no funciona”, a lo que el funcionario contestó “por problemas de infraestructura, en 2019 lo cambiarán por un equipo nuevo”.

Viridiana Jajaira Aceves Calva, diputada por el PES, dijo que para romper el esquema negativo hay que hacer un plan de perfeccionamiento: compactar, regionalizar, elevar la capacidad del sistema para enfermedades previsibles como las ocasionadas por cambio climático y las crónico-degenerativas. Invitó a añadir el indicador de sostenibilidad para las zonas de vulnerabilidad, para una atención con calidad y calidez. El funcionario dijo que está abierto a considerar todas las propuestas; en réplica, la representante popular se dijo muy preocupada por la “gran falta de médicos y enfermeros especialistas”, a lo cual el funcionario dijo que es necesario revalorar las figuras de las y los enfermeros y el médico general.

En cuanto a la hemodiálisis, dijo que no se ha integrado en el Seguro Popular “porque la erogación al presupuesto es muy grande, se vuelve un irreductible cómo discriminar la atención, tenemos que atender a todos los pacientes, por eso es sumamente complejo escalarlo”, explicó.

Jorge Mayorga Olvera, diputado morenista, preguntó por las observaciones en cuanto a finanzas del sector y aseguró que el programa “Todos somos pacientes” no ha tenido el impacto que se esperaba. El secretario explicó que se han hecho nueve auditorías a su gestión y que en 2017 y 2018 no tienen observaciones de tipo financiero, sino administrativas. Añadió que la problemática del exceso de egresados de la carrera de medicina es preocupante, y no hay abasto clínico ni médico para ellos.

Armando Quintanar Trejo, diputado por Morena por el Distrito VI Huichapan, se interesó por las estrategias que se utilizan para dar atención digna a personas de comunidades alejadas de la capital, a lo que el funcionario respondió que hay 1310 casas de salud en el estado, que no son de competencia federal, y en donde el médico es puesto por el presidente municipal. Explicó que el estado no compra medicinas, sino un sistema integral de abasto.

Ante pregunta sobre el desabasto de vacunas del diputado priista José Luis Espinoza, Escamilla Acosta dijo que algunas veces son los laboratorios los que se ven rebasados. Aseguró que México tiene el mejor lugar en esquema infantil de vacunación, en el cual Hidalgo participó activamente. Afirmó asimismo que el abasto actual en el rubro es de 100 por ciento.

“No vengo a engañar a nadie, es un esfuerzo histórico trabajar en políticas para fortalecer los centros de salud de primer nivel de atención porque el resultado se medirá dentro de 10 o 15 años. Hay problemas que pueden entrar a la legislación; debemos hacer una calendarización de trabajo serio para ver cambios en la salud a corto, mediano y largo plazo”, explicó el secretario ante congresistas.

También participaron en la sesión los diputados por el Partido Encuentro Social, Crisóforo Rodríguez Villegas, Miguel Ángel Peña Flores, del Partido del Trabajo y José Luis Muñoz Trejo, morenista del Distrito IX Metepec.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba