Salud

Pacientes post covid-19 presentan Síndrome de Fatiga Crónica

Dra. Berenice Cerón Trujillo*

¿Qué sigue después de haber padecido covid-19? Se podría pensar que la batalla ha sido ganada, pero al ser una enfermedad nueva, las secuelas apenas se escriben en la literatura médica; uno de los efectos posteriores que se ha encontrado es el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).

El SFC es un trastorno complejo, difícil de diagnosticar y se manifiesta con un conjunto de síntomas que comúnmente suelen confundirse con otros padecimientos. Prevalece la fatiga y agotamiento extremo sin haber realizado alguna actividad física, desorientación, pérdida de memoria a corto plazo, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos en cuello y axilas, insomnio, dolor de garganta, muscular y de cabeza, entre otros.

De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSA), en México siete de cada 100 mil personas lo padecen[1].
 
Científicos en búsqueda de respuestas
A inicios del 2021 en la revista médica británica The Lancet, fue publicada la investigación “Consecuencias a los 6 meses del covid-19 en pacientes dados de alta del hospital: un estudio de cohorte”, en la que el científico chino Chaolin Huang junto con sus colaboradores encontraron que el SFC podría ser una secuela del covid-19.

En dicho estudio, se realizaron pruebas sanguíneas, cuestionarios de síntomas y exámenes físicos a mil 733 pacientes recuperados del covid-19 del hospital de Jin Yin-Tan de Wuhan, China, con el objetivo de conocer las consecuencias de la enfermedad a largo plazo. Seis meses después de su mejoría, observaron que los pacientes presentaron síntomas relacionados al SFC.

En los resultados obtenidos predominó que el 63% de las personas padecía de problemas de fatiga y debilidad muscular, mientras que el 26% mostró dificultades para dormir, le siguió ansiedad y/o depresión con el 23%.

Aunque los investigadores continúan trabajando para poder aclarar si la fatiga persistente es SFC, también hay investigaciones para conocer la manera de tratar el covid-19 y atacar su cuadro clínico antes de que el paciente se agrave, a través de sustancias esenciales para el cuerpo e indispensables en el tratamiento del SFC, como son las vitaminas.

Atención integral
Una persona debe pasar por un proceso laborioso de la mano de su médico en la búsqueda de saber si tiene SFC, puesto que, su diagnóstico es complejo por las pruebas médicas que se deben de realizar.

No existe un tratamiento específico para curarlo, sin embargo, el médico puede decidir el tratamiento que mejor convenga al paciente, que va desde medicamentos que alivian el dolor, multivitamínicos con vitamina B12, B1 y B6, como TiaminalB12 en cápsulas que ayuda a que el paciente recupere la energía, hasta terapias físicas y psicológicas.

Cabe mencionar que de acuerdo con el artículo “El papel potencial de la vitamina B6 en la mejora de la gravedad del covid-19 y sus complicaciones”, publicado en la plataforma científica Frontiers In Nutrition por la investigadora Thanutchaporn Kumrungsee, propone que la vitamina B6 podría tener potencial para utilizarse en pacientes graves con covid-19, debido a su efecto antiiflamatorio y anticoagulante, mismo que se ha demostrado en investigaciones sobre diabetes y enfermedades cardiovasculares, por lo que se cree que podría regular la coagulación de la sangre y la hiperinflamación que genera el virus en los pulmones.

El tratamiento integral es un factor clave para combatir síntomas alrededor del SFC y el covid-19. Es primordial que ante cualquier síntoma se deba consultar con un médico de cabecera y así saber el tratamiento correcto a seguir para mejorar su salud.

*Médica cirujana por parte de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla con maestría en ciencias por enfermedades infecciosas por parte de la Universidad de Kent y actualmente es especialista médico de Sistema Nervioso Central de Laboratorios Silanes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba