Salud

Retiran tumor de más de medio kilo en útero de mujer embarazada

PACHUCA DE SOTO, 28 OCT/News Hidalgo/.- Un equipo multidisciplinario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Hidalgo, retiró un tumor gigante en el útero de una mujer con 23 semanas de embarazo, lo que permitió concluir la gestación y que el bebé naciera sin complicaciones.

Celina Martínez llegó a la sala de urgencias con un dolor abdominal intenso y con amenaza de parto prematuro.

La extirpación del tumor (miomectomía) se realizó en el Hospital General de Zona con Medicina Familiar (HGZ/MF) No. 1, en Pachuca. La intervención quirúrgica de alto riesgo duró alrededor de dos horas, ya que se tuvo que disecar y separar el tumor de la pared uterina de la madre.

Al respecto, la ginecóloga del hospital, Julia Hernández Cabecera, quien indicó que el tumor que se extrajo de la paciente pesó un kilo 200 gramos.

En este procedimiento quirúrgico participaron dos ginecólogos, personal de pediatría, anestesiología, enfermería quirúrgica y asistieron becarios del hospital.

“La miomatosis uterina en el embarazo tiene un comportamiento incierto, dependiendo de dónde se localice y su tamaño puede ser causa de una pérdida gestacional por efecto de masa ocupativa o incluso puede llegar el embarazo a término, complicándolo con dificultad para extracción del bebé, hemorragia y en la mayoría de los casos terminar en histerectomía o extirpación del útero” indicó el jefe de servicio de Ginecología Vicente Monter Pérez.

Se le explicó a la familia que había riesgo de perder al bebé o que la madre tuviera problemas de salud; sin embargo, gracias los conocimientos y el trabajo del equipo médico, no hubo mayor complicación y continuó la gestación del feto.

El embarazo siguió su curso con el  debido seguimiento y a las 38 semanas de gestación, mediante cesárea, se obtuvo una bebé de 2 kilos 660 gramos, en buenas condiciones y con parámetros de salud estables.

“Afortunadamente ingresé aquí, al IMSS, y fueron los médicos que me extrajeron el mioma y dejaron todavía con vida a mi bebé. No podía llegar a labor de parto porque podría abrirse la herida previa, y gracias a los médicos tuve tratamiento y seguimiento para llegar al feliz término de mi embarazo”, comentó Celina.

La recién nacida se encuentra con su mamá, se alimenta con leche materna y recibe estimulación temprana.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba