Salud

Tratamiento adecuado reduce riesgos y molestias de menopausia: experta

Por Yoseline Arredondo

México, 30 Oct (Notimex).- Si bien la menopausia es un proceso biológico natural en la vida de las mujeres, puede ser un factor desencadenante para múltiples enfermedades como las cardiovasculares o la osteoporosis, señaló la especialista en endocrino ginecología Imelda Hernández Marín.

En México el desconocimiento que hay sobre los efectos de la menopausia aumenta el riesgo de desarrollar dichos padecimientos, explicó en entrevista la experta en esa etapa que marca el fin de los ciclos menstruales.

Indicó que la normalización de la menopausia lleva a que las mujeres no acudan con un especialista para recibir un tratamiento que contrarreste los síntomas propios de este proceso natural, así como para descartar riesgos de desarrollar otros padecimientos.

Hasta hace poco, el término menopausia se usaba en forma peyorativa, advirtió Hernández Marín; entonces, si una mujer siente bochornos (síntoma de la menopausia) o resequedad vaginal es común que reciba comentarios como: «pues así te toca» o «así pasa», siendo que las molestias pueden desaparecer con el tratamiento adecuado, con una prescripción individualizada.

Indicó que la menopausia es un tema social, de educación y también de ignorancia por parte de la paciente, en tanto que el médico no debiera sólo decir que es normal que tenga bochornos; «claro que es normal, pero el punto es que si la paciente vivirá 30 años más pues no es normal que los tenga por 30 años».

El punto, insistió, es revisar en las pacientes con bochornos y los riesgos que se incrementan, como el colesterol y la glucosa alta, síndrome metabólico o, en general, riesgos cardiovasculares.

Si bien la menopausia se diagnostica en la mujer al haber pasado 12 meses sin ciclo menstrual, “experimenta una serie de cambios fisiológicos que le anteceden o siguen, provocados por la disminución progresiva de la función ovárica, proceso que va de los 35 a los 65 años y se le conoce como climaterio”.

Entre los síntomas están la sequedad vaginal, sofocos, sudoraciones nocturnas, problemas al dormir y cambios de humor, los cuales se pueden tratar con terapias hormonales que, además, pueden ayudar a proteger a la mujer contra las enfermedades propias de esta etapa, añadió la especialista.

NTX/YAC/HTV/MMH

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba