Municipios

Tulancingo punto de aplicación al proyecto “Sistemas alimentarios sostenibles en pequeñas y mediadas ciudades de Hidalgo”

TULANCINGO DE BRAVO, 04 OCT/News Hidalgo/.- Para consolidar el diseño de una política integral de seguridad alimentaria y nutricional a través de un mecanismo de articulación que involucre a todos los niveles de gobierno así como a actores relacionados a este ámbito, Tulancingo y Pachuca serán únicos puntos de aplicación del proyecto “Sistemas Alimentarios sostenibles en pequeñas y medianas ciudades del Estado de Hidalgo”.

A la cabeza de este proyecto están, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con el respaldo del Gobernador Omar Fayad Meneses.

En el marco de la implementación de este proyecto en Tulancingo, el doctor Roberto Rendón Medel (del equipo de FAO para el proyecto de sistemas alimentarios), sostuvo reunión de trabajo con el mandatario Fernando Pérez Rodríguez.

El presidente agradeció al gobernador del Estado la inclusión de Tulancingo a este ambicioso proyecto por ello se comprometió integración activa a los trabajos a desarrollar.

Como acuerdos de esta reunión se fijaron impulsar el levantamiento de información a través de encuestas electrónicas así como apoyar en la realización de un taller participativo a realizarse este 25 de octubre, en el Centro Cívico Social.

En la reunión de trabajo señalada, también se explicó el proyecto, el cual se basa esencialmente en mecanismos para identificación de actores, actividades a las que se dedican, sus necesidades y posibles dispositivos de articulación a fin de diseñar iniciativas y acciones orientadas a la gestión del sistema alimentario sostenible del Estado de Hidalgo.

Se precisó que tener un sistema alimentario mejor articulado, contribuye fundamentalmente a la creación de asociaciones provechosas que permitan la movilización de recursos y su mejor distribución para erradicar el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición, también conocida como “Hambre cero”.

El proyecto a implementar, generara información territorial desde los productores, pasando por los responsables del procedimiento y distribución de alimentos e igualmente a núcleos familiares o consumidores.

Esa información será útil para la toma de decisiones de política pública así como emprendimiento de acciones para la mejora continua.

Al finalizar el proyecto se esperan tener tres resultados fundamentales: construcción de un diagnostico participativo (que incluye un mapeo e identificación de actores) así como un análisis del sistema alimentario actual.

De igual manera, la implementación de una estrategia de gestión a partir de un marco general y plan de gestión, e igualmente definición de mecanismos de articulación, sensibilización de actores y diálogos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba