Cultura

Unesco, atenta a prácticas culturales en riesgo

  • El organismo internacional inscribió cuatro manifestaciones que requieren asegurarse

México, 11 de diciembre (Notimex).- Cuatro elementos artísticos entre danzas, música y rituales fueron inscritos este martes por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en la lista de manifestaciones que requieren medidas urgentes de aseguramiento, ante el riesgo de desaparecer.

El Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de dicha organización mencionó la danza popular “seperu” y prácticas rituales conexas, de Botswana, la cual es un elemento del patrimonio cultural vivo que, junto con interpretación de bailes y cantos, engloba la ejecución de rituales sacros de gran importancia para los miembros de la comunidad veekuhane.

El organismo reunido en Bogotá, Colombia, donde estará hasta el 14 de diciembre examinando candidaturas de inscripción, consideró que la práctica de la danza corre peligro por la disminución de sus depositarios y practicantes activos, por la orientación de los programas escolares vigentes y por los procesos de modernización, los cuales han obligado a los miembros de la comunidad a emigrar a otras regiones del país, informó Prensa Latina.

Los ritos y prácticas del santuario de Kit Mikayi, en Kenya, que constituyen un elemento del patrimonio cultural vivo del pueblo luo del oeste del país, en donde acuden al santuario para orar, prestar juramento o ejecutar rituales, también fueron considerados ante la amenaza a su viabilidad por el envejecimiento de sus depositarios y practicantes, la invasión de los espacios culturales del entorno del santuario y la menor frecuencia en rituales.

El tercer elemento es la música “sega” con tambor de las Islas Chagos, en Mauricio, una expresión cultural y artística emanada de la esclavitud, compuesta por melodías, danzas y canciones ligeras, sonoras y rítmicas interpretadas en el dialecto criollo de estas islas; el riesgo de su continuidad emana de la afición de las generaciones más jóvenes por otros tipos de música, la desaparición de las personas mayores que conocen esta práctica y la emigración.

Además se enlistó al ‘buklog’, ritual de acción de gracias del pueblo subanen, en Filipinas, el cual —derivado de peligros de índole cultural, sociopolítica y económica— se halla actualmente en una situación de gran vulnerabilidad, pese a la serie de medidas que los subanen han adoptado para garantizar la supervivencia de su cultura.

NTX/AFG/AGO/MBS

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba